• Eliad Cohen pide disculpas (de aquella manera) por su comentario sobre “normalizar” la imagen de los gays con su participación en Supervivientes.

Está internet ahora mismo revolucionadísimo por el vídeo de presentación de Eliad Cohen en Supervivientes 2017. El millonario gay israelí dice en el vídeo, básicamente, que a él ser gay no le ha cambiado nada y que quiere ir al programa a “normalizar” porque la imagen de los gays que hay ahora mismo en televisión es “extravaganza.

Y nadie quiere, amigos, que se nos relacione con la extravaganza.

Si eso de “normalizar” a los gays lo hubiera dicho Sema o Aless Gibaja estaríais montando ya una acampada en Sol para dejarle claro al mundo hetero que ellos no os representan; pero como lo ha dicho un señor muy guapo, muy de gym, muy normal… Pues aún hay quien le defiende porque bueno, habrá sido cosa del idioma.

Pero si lo hubiera dicho Sema o Aless Gibaja o Rita la Cantaora yo estaría aquí escribiendo exactamente lo mismo. Porque a mí me importa un pito QUIÉN lo ha dicho sino QUÉ ha dicho. Es decir: a mí Eliad Cohen me da igual, lo que me cabrea es que se siga hablando de “normalizar” la imagen de los gays como sinónimo de heternormativizar al colectivo. Y, de hecho, no es la primera vez que escribo aquí sobre este tema. La diferencia es que el que lo ha dicho ahora va directo a un programa de TV.

El caso es que Eliad Cohen acaba de publicar en sus redes una disculpa de esas a medias que tanto nos gustan. Como cuando una señora del PP se ríe de Cassandra por ser transexual pero luego dice que no es homófoba. Y te voy a explicar por qué comparo ambos casos.

Pero primero, lee la “disculpa” de Eliad Cohen:

Vamos a ver Eliad, a mí no vengas ahora a venderme la moto. Lo que has dicho lo has dicho y mira que llevo rato dándole vueltas al tema y chico, lo siento, pero no hay forma de excusarse en que te has expresado mal y “se ha malinterpretado todo“. No hay forma posible de malinterpretarte cuando dices que “la imagen del gay en TV es muy extravagante y yo quiero normalizar“. El contexto está en el vídeo, está claro lo que estás diciendo: tu intención es ir al concurso a demostrar que no todos los gays son “extravagantes”. Punto pelota.

Te in-Teresa
Francia prohíbe el lenguaje inclusivo en los textos oficiales

De ahí que tu disculpa suene al típico “no soy homófobo, tengo muchos amigos gays”. Te ha faltado, en realidad, un “no tengo nada en contra de los gays extravagantes, tengo muchos amigos gays extravagantes”. No te haría falta pedir disculpas si no hubieras hecho el comentario que has hecho, del mismo modo que la del PP no tendría que haber dicho que no es homófoba si no se hubiera reído de Cassandra por ser trans. Y, ya que estamos, no pretendas ahora tomarnos por idiotas y pretender decir que la culpa es nuestra que te hemos entendido mal.

Eso sin contar que en el texto de presentación del vídeo se dice que vas al programa a demostrar que un homosexual puede superar la experiencia de Supervivientes. Con toda la carga homófoba que esa frase conlleva. Así que no me vengas con que vas al concurso a dar lo mejor de ti independientemente de tu orientación sexual, porque si hay algo de lo que se está hablando en todas partes es, precisamente, de tu orientación sexual.

Lo tuyo tiene un nombre, y se llama homofobia interiorizada. Eso no significa que seas homófobo, sino que has asimilado ciertas expresiones y mecanismos presentes en la sociedad homófoba y los aplicas en tu día a día probablemente en busca de una aceptación que no necesitas. Porque, oh sorpresa, seas como seas tú ya eres normal. Y si realmente el mensaje que querías transmitir con el vídeo era que tu orientación sexual es indiferente, en lugar de esas expresiones podrías haber utilizado otras.

Extracto de la presentación de Eliad en la web de Telecinco, por si podéis sacarlo de contexto.

En el mismo momento en que hablas de la imagen de otros gays en televisión, estás siendo homófobo. Porque, para empezar ¿qué más da cómo sean otros gays en televisión? ¿En qué te afecta a ti? ¿Alguna vez hemos visto a un heterosexual decir que quiere demostrar que no todos son como los otros heterosexuales que salen por la tele? ¿Por qué seguimos perpetuando la idea de que un gay o una lesbiana, salgan en pantalla por lo que salgan, están representando a alguien? Es el mismo mecanismo de homofobia interiorizada que utilizan los de “las circas del Orgullo no me representan“. Nadie te representa a ti, Eliad Cohen, más que tú mismo. Y por supuesto tú no representas a nadie más que a ti mismo.

Te in-Teresa
Despiden a la pequeña de la tribu de los Brady por homófoba

Salvo que vayas a Supervivientes a ligar o a debatir sobre los derechos del colectivo LGTB, tu orientación sexual no pinta nada en esta conversación. Así que explícame exactamente en qué parte hemos sacado cosas de contexto cuando la utilizas para decir que nos vas a normalizar; como si alguien necesitara que le normalizaras o como si alguien te lo hubiera pedido.

Lo siento, pero no. Aceptaría la explicación y la disculpa si el contenido del vídeo fuera confuso o hubiera un corte en mitad de la frase que impidiera entender el mensaje; pero el vídeo es el que es y lo que has dicho es lo que has dicho. Y es importante señalarte que eso que has dicho está mal, no porque a mí ahora me apetezca criticarte y ponerte a caer del burro sino porque ese tipo de mensajes homófobos, y más viniendo de una persona gay que va a un programa de televisión que le va a ofrecer una plataforma tan vistosa, son extremadamente nocivos. Lo de que la imagen de los gays en televisión es extravagante y tú vienes a demostrar que se puede ser gay y “normal” da a entender que si uno es gay y extravagante lo es porque no le da la gana ser gay y normal. Que podría no tener pluma, que podría pasar por hetero. Porque es más fácil decirle al gay que no sea extravagante (que sea normal, que parezca hetero) que decirle al agresor que respete la extravagancia del otro.

¿Y sabes por qué me cabrea tanto este tema? ¿Sabes a qué argumento me recuerda? “Enseñan las tetas y luego se quejan si las violan“.

Así que la próxima vez que quieras hacer algo por el colectivo (el gay, de los otros no te he visto hablar nunca) acéptame dos consejos. El primero es que no lo hagas a través de un reality de Telecinco porque eso es como decir que vas a un concierto de Mónica Naranjo a luchar por los derechos de los niños somalíes; y el segundo es que tengas más cuidado no con las expresiones que utilizas sino con las ideas que pretendes transmitir.

Que vaya cagada, amiga.

Deja tu comentario