• Tres meses después de comprometerse a solucionar el desastre de las ayudas al IRPF que puso a muchas organizaciones que luchan contra el VIH en un aprieta económico, la Comunidad de Madrid no ha cumplido ni una de sus promesas.


¿Os acordáis de la que se lió hace unos meses con las ayudas a ONG por parte de la Comunidad de Madrid? Pues aún no han pagado.

El pasado 7 de marzo las entidades Apoyo Positivo, COGAM, Colectivo Hetaira, Fundación 26 de Diciembre y Fundación Triángulo (organizaciones que forman parte de CESIDA) se reunieron en representación del resto de entidades de la Comunidad de Madrid que forman parte de la Coordinadora Estatal de VIH/SIDA con Enrique Ruíz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad.

Tanto Escudero como el director general de la D.G. de Salud Pública, Juan Martínez Hernández, y el actual viceconsejero de Sanidad, Fernando Prados Roa, se comprometieron a solucionar los graves problemas financieros por los que pasaban (y siguen pasando y, visto lo visto, seguirán pasando) muchas organizaciones que vieron cómo la Comunidad de Madrid cambiaba el acceso a las ayudas al IRPF y les dejaba sin una financiación básica que recibían desde el año 2000.

El revuelo formado en su momento llevó a la Comunidad de Madrid a comprometerse a:

  • Pagar la Subvención de Ayuda Mutua del año 2016
  • Convocar las subvenciones específicas de VIH correspondientes al año 2017, Asistencial y Ayuda Mutua.
  • Resolver y pagar la Subvención de Prevención en VIH y otras ITS para los proyectos ejecutados en 2018.
  • Reactivar el Observatorio del VIH.

¿Y cuántas de esas cuatro cosas ha hecho la Comunidad de Madrid a fecha de hoy, 4 de junio de 2018?

Rajoy, Cifuentes y Garrido

Recordemos que a finales de enero de 2018 fueron muchas las entidades que protestaron cuando la Comunidad de Madrid les dejó fuera del programa de ayudas públicas que recibían en la convocatoria del IRPF. Solo en el caso de Apoyo Positivo se perdieron varios puestos de trabajo y además se tuvieron que paralizar servicios básicos para personas que viven con el VIH como el programa de atención psicosocial, el de orientación laboral (y asesoría jurídica), los pisos tutelados autogestionados y el programa de salud integral para afectados por cormobilidades asociadas al VIH/Sida o hepatitis.

Desde el Gobierno de Cristina Cifuentes, que por aquel entonces aún tenía un máster, corrieron a decir que se trataba de un simple cambio administrativo y que lo arreglarían proponiendo unas nuevas ayudas que, en realidad, no servían para nada. Pero por mucha ayuda que prometieran y por mucha solución que se inventara, lo cierto es que a día de hoy no han arreglado nada y las asociaciones siguen haciendo lo posible por sobrevivir. Como explica Reyes Velayos, presidenta de Apoyo Positivo, “casi tres meses después del encuentro con el Consejero de Sanidad no se ha cumplido ninguno de los compromisos que se acordaron en dicho encuentro.”

Para Ramón Espacio, presidente de Cesida, “Madrid debe dejar de lado la actual dejadez frente al VIH y activarse“; y recuerda a través de un comunicado de prensa que “desde el año 2007 en la Comunidad de Madrid se producen más de 1.000 nuevas infecciones por VIH cada año, según los datos que publica cada año el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad“.

No hace falta que digamos (y por lo tanto TAMPOCO HACE FALTA QUE LO DIGAS TÚ EN LOS COMENTARIOS) que la dejadez del gobierno del Partido Popular en la Comunidad de Madrid respecto al VIH no sorprende a nadie. Ya en 2015 desde la propia Apoyo Positivo denunciaban que a la Comunidad “se la suda” el VIH; algo que encaja con la dejadez del propio Paritdo Popular en el gobierno central que lleva desde 2011 sin aportar ni un euro al fondo mundial de la lucha contra el VIH/SIDA.

Deja tu comentario