¿A qué huelen las nubes? ¿A qué saben los besos? Preguntas que dan para hacer una redacción de muchas palabras en las que podríais dar rienda suelta a vuestra poesía interior esa que tan bien plasmáis en Grindr, Scruff, Growlr, GayRomeo,… Una interrogante más, ¿cuál es El sonido de los cuerpos? ¿A qué sonamos cuando nos tocamos, nos rozamos, nos abrazamos, nos masajeamos, nos magreamos, nos devoramos,…? No digáis nada, cerrad los ojos y dejaros llevar por los recuerdos que anda que no hace de la última vez y limitaros a sentir lo que aflora a vuestra piel no, no me he tomado ninguna pastilla. Ese montón de sensaciones, de veces, de hombres diferentes, de nombres que ya no recordáis y de nicks y avatares que no hay manera de que olvidéis, es el punto de partida de Fernando J. López en su nueva novela, editada por los chicos de Dos Bigotes.

FernandoJLpez
Fernando, ¿y a qué suena tu cuerpo?

En el inicio de todo asistimos al shock que vive Mario cuando le comunican que su novio, Jorge, con quien lleva once años, se ha suicidado. Un terremoto que a punto está de romper su propia vida, más aún cuando contacta con él una periodista, Alma, que le dice que su muerte podría tener relación con dos asesinatos cometidos un mes antes, siendo uno de los cuerpos encontrados el de Dante, un chico con el que Jorge llevaba tiempo relacionándose. Algo que Mario no sabía y que supone la puerta de entrada a un mundo desconocido en el que descubrirá que hay más cadáveres, cajas fuertes con importantes sumas de dinero y vínculos con los que probablemente ha convivido durante mucho tiempo sin ser consciente de ello.

Pero su realidad no es la única compleja, Alma tiene que ayudar, sin la colaboración de su marido, a su hijo Diego, un recién iniciado adolescente que siente como una cárcel el cuerpo de mujer con el que nació. Por su parte, Saul se conforma con las migajas de tiempo que le concede Mario, segundos que le llenan cuando suceden, pero que le saben a muy poco cuando se acaban. El puzle de personajes se cierra con Cris, la hermana de Jorge y persona cercana tanto a Mario como a Alma.

Confused
Hay cosas que no cuadran, tenemos que saber qué sucede exactamente.

Mario, Alma, Cris, Saul, todos tienen su propio espacio en el relato ideado por Fernando. El sonido de los cuerpos avanza con cada uno de ellos ejerciendo de narrador y contándonos desde su perspectiva en primera persona que está viviendo y sintiendo. De esta manera accedemos a su yo más profundo, a como sienten, perciben e interpretan no solo cuanto está ocurriendo, sino todo lo relativo a cómo viven, que piensan y qué efectos tienen sobre ellos las relaciones, el amor, la intimidad y el sexo.

Es ahí donde el autor de Los nombres del fuego o Los amores diversos despliega toda su capacidad creativa para describir lo que son las emociones, cómo se inician, qué nos hacen imaginar, qué idealizamos sobre ellas, qué miedos nos provocan, qué nos decimos a nosotros mismos que nunca seremos capaces de pronunciar en voz alta ante otros. Un diálogo sin fin que tiene tanto de etéreo y fantasioso como de realista, a la par que de thriller y de intriga, por eso El sonido de los cuerpos entretiene y hace reflexionar a la par.

ElSonidoDeLosCuerpos_Portada

  • Puedes comprar El sonido de lo cuerpos de Fernando J. López aquí.

Deja tu comentario