Ahora que las calles de nuestras ciudades se llenan de hombres en tirantes o sin camiseta, para celebrar el orgullo gay o porque sí, las carnes, los cuerpos semidesnudos se notan, se perciben, se sienten más aún o paro o me pongo cachondo. Y si hay un detalle que durante todo el año nos llama la atención, estos días aún más. Quizás porque servidor está en ese momento de la vida, o en situación hormonal desbocada, pero consultado con el resto de redactoras de estoybailando.com, lo tenemos claro, ¡lo que nos pone un bigote!

tirantesY yo, ¿no os pongo?

Pero esto no es cosa nueva, ya de niños nos gustaban. Fue una de las primeras cosas que nos hizo darnos cuenta de cuán maricones íbamos a ser que nosotros caminábamos por la acera de enfrente. Mirad en una imagen de los 70 a Burt Reynolds con bigote y sombrero de cowboy, ¿no sentís de repente que sube la temperatura?

Burt Reynolds

Y si ya abrimos el plano y bajo ese bigote bien denso nos encontramos el torso fornido y peludo de Tom Selleck… bufff… comenzamos a tocarnos sudar.

Tom Selleck

A estas alturas ya estamos que no sabemos decir que no ¿lo supimos alguna vez? Recuerdo cuando era niño y salía Freddie Mercury en la televisión, ¡lo que me pegaba a la pantalla! Bueno, confieso, lo sigo haciendo en la actualidad.

Freddie Mercury

Para que no me llaméis antiguo, aquí os traigo a otro hombre con pinta de cabrón empotrador de hoy en día. Colin Farrell, que sí, que lleva perilla incluida, pero, esa mirada… Grrrrrrrr

Colin Farrell

Los bigotes se llevan también en las pasarelas, modo años 20 estilo canalla, como el supermodelazo David Gandy. Confesad, ¿seríais capaces de retirarle la mirada?

Te in-Teresa
Adam Lambert contra Donald Trump por una canción de Queen

David Gandy

Os confieso que a mí Michael Fassbender me dice ven con ese mostacho pelirrojo y hago lo que él diga: ponerme a cuatro patas robar un banco, conducir a 200 km/hora, saltar por un barranco,…

Michael Fassbender

En fin, que si os encontráis un bigote, sentid que es normal que se os pongan los muslos a dar palmas. Según una amiga mía que no soy yo en la dualidad conmigo mismo en la que vivo, como el roce de un bigote en la zona perianal no hay nada en esta vida.

kissgay   Y ya después me rozas ahí debajo con tu bigote

Pero también os doy un consejo, no todos los bigotes son lo que parecen, y si no, escuchad a Rossy de Palma en este vídeo.