• Eli, tía, ya puedes respirar tranquila. Los ultracatólicos han salido en tu defensa tras el fiasco del “exceso de tolerancia”. ¿Eres feliz ahora?

Hola Eli ¿qué tal va? ¿Todo bien? Te escribo porque nos hemos encontrado con una cosa que seguramente te hará mucha ilusión. No, no es un comunidado de Whatsapp diciendo que pusieron los emojis porque sufrían un grave caso de “exceso de tolerancia”. No, tampoco es la prueba empírica de que nadie utiliza los emojis de varios tipos de familia. Ni siquiera es que hayamos encontrado a tu nuevo BFF entre los palmeros que te dicen lo guapa, divertida e inteligente que eres.

Es un artículo de la web Actuall en el que te defienden del ataque de lo “políticamente correcto.

Desde que soltaste la gilipollez homófoba (sí, gilipollez homófoba, porque era una gilipollez y porque era homófoba) se ha escrito mucho sobre ti. Yo me quedé más ancho que largo explicándote por qué lo que habías dicho era ofensivo y tratando que entendierais (tú y los que te defienden) de qué nos quejábamos. Que por cierto, hablando de entender… Insistes mucho en que te interpretamos mal pero ¿por qué no has hecho ningún esfuerzo por explicar mejor lo que quisiste decir con tu tweet?

En algunas webs cercanas al colectivo LGTB, como la Shangay, hablaron del tema pero sin mojarse mucho. Muy en plan “mira lo que ha dicho pero yo no te doy mi opinión que no quiero que mi jefe me eche la bronca por enfadar a Divinity“.

De hecho desde el propio canal también te defienden, lo demostraron en un tweet que llevaba emoticonos de flores (¿dos emoticonos de flores? ¿tenemos un exceso de tolerancia con las flores? ¿se ofenderán los alérgicos?) y que parece escrito por Abel Arana:

Pero fíjate que en las webs más alejadas del colectivo LGTB (y del sentido común así en general) te defienden a capa y espada.

En la sección “Democracia” (la que hace lo que a él le gusta) y “Criterio” (el que no tiene), dice un tal Juan Robles que eres víctima de la “dictadura de lo políticamente correcto“. Cuando esta gente habla de lo “políticamente correcto” me hace casi tanta gracia como cuando crean magazines y cosas y les ponen la palabra “libertad” así bien grande, como si su libertad (la que sea) estuviera amenazada. Básicamente porque lo que les jode (y creo que es un poco lo que te pasa a ti) es que las minorías a las que antes señalaban y discriminaban y eran blanco de sus burlas (mujeres, negros, maricas, transexuales…) ahora ya no toleran ese trato y cuando se quejan los que ofenden usan la excusa de lo “políticamente correcto” como estandarte para justificar sus taras mentales.

Pues dice el señor Robles que él te entendió perfectamente y que lo que pasa es que en Twitter impera lo políticamente correcto.

mari-carmen-qqccmh-claro

Según él lo que pretendías hacer era criticar que “por no faltar al respeto a nadie, estos ‘emojis’ de Whatsapp incluyen varias opciones de familia“. Si te digo la verdad, creo que no era eso lo que querías decir, pero si era así no alcanzo a comprender qué problema hay en que no se falte al respeto a nadie. ¿Hay que faltar al respeto para no ser víctima de la “dictadura de lo políticamente correcto“? Te lo pregunto a ti directamente, porque ya que como mujer blanca cisgénero (damos por hecho que heterosexual) te atreviste a salir en tu programa haciendo un Bertín Osborne (“Siento si os he ofendido, pero es que os ofendéis por cualquier cosa“) pues debes saber mucho sobre el tema.

Nota del autor: Aquí debería ir el vídeo de la web de Divinity en el que “pides perdón”, pero no me da la gana ni de incrustarlo, ni de darte bombo, ni de reírte la (nula) gracia, ni de que encima Mediaset se lleve dinero con la publicidad. Así que nada, el que te quiera ver riéndote en nuestra cara que lo busque.

Porque Eli, tú tienes todo el derecho del mundo a decirle a las minorías de qué se pueden ofender y de qué no. Eso es lo que llamamos “heterosplaining”, que es como el “mansplaining” (la manía que tienen algunos hombres de tratar a las mujeres como si fueran idiotas) pero de heteros al colectivo LGTB.

A lo que iba. Que puedes estar tranquila porque Juan Robles, el de Actuall (que es un medio relacionado con la plataforma ultracatólica Hazte Oir, los que dicen que tus compañeros de trabajo son enfermos y no deberían poder casarse ni adoptar ni deberían salir por la tele, ups), está de acuerdo contigo. Y además parece que se leyó mi artículo en el que te corregía y te aclaraba que no tener un emoji que nos represente no es una ofensa, pero sí es una falta de visibilidad. Porque dice Robles que, ya que estamos, “puestos a pedir visibilidad se podría exigir a Whatsapp que incluyese emoticonos de niños abortados, o de niños con síndrome de Down o de niñas pequeñas con pene o vagina.

Espera, lo voy a poner así en grande como ellos en su web porque esa frase es MUCHO:

Puestos a pedir visibilidad se podría exigir a Whatsapp que incluyese emoticonos de niños abortados, o de niños con síndrome de Down o de niñas pequeñas con pene o vagina.

Debe hacerte sentir súper orgullosa que te relacionen con eso ¿eh?

Para empezar no tengo muy claro yo eso de que se aborte un niño. ¿Cómo se aborta un niño? Será que soy hombre y no estoy muy puesto en el tema pero yo creía que lo que se abortaban eran fetos, no niños. En cualquier caso no alcanzo a imaginar una conversación en la que haga falta el emoticono de un “niño abortado. Es más, no creo que a nadie (le “guste” “abortar niños” o no) le parezca que haya ahí un problema de visibilidad.

Sobre los niños con síndrome de Down pues hombre, no veo por qué no vamos a visibilizarlos. No sé exactamente cómo pretende el señor Robles que se diseñe un emotiocono que lo haga, pero teniendo en cuenta que son personas tan válidas como tú o como yo (o como el señor Robles, por aquello de ser respetuosos con todos) no veo por qué no podrían tener su emoticono.

Ah, y sobre las “niñas pequeñas con pene o vagina“… Mira, no sé qué le pasa al señor Robles y por qué tiene la necesidad de ver los penes o las vaginas de las niñas pequeñas y ése es un jardín en el que no me voy a meter. Pero aprovecho para recordarle que las niñas, con pene o con vagina, ya tienen sus emojis:

TODOS

En los que salen personitas, claro. Porque yo no necesito ver qué hay debajo de la ropa de alguien para decidir si alguien es niño o niña según sus genitales. De hecho no necesito ni decidirlo. Es algo que no me incumbe.

“¿Qué órgano sexual se esconde bajo la falda de la flamenca?” se pregunta Juan Robles.

Todo esto te lo cuento, Eli, porque ya puedes respirar tranquila. El lobby ultra-católico ha venido a rescatarte y supongo que estarás súper contenta. El señor Robles te defiende diciendo que “a la mínima que alguien opina algo fuera del ideario LGTB la etiqueta homófobo recorre las redes para desacreditarla” y viendo tu mierda de disculpa en televisión entiendo que estás de acuerdo con esa afirmación.

El problema es que no hay un “ideario LGTB“, aunque ése es un tema muy complicado para explicártelo aquí deprisa y corriendo. Pero básicamente, hay personas. Hay diversidad. Y se puede respetar a esas personas o a esa diversidad o no.

Juan Robles no las respeta. Tú tampoco las respetaste con tu tweet.

Tiene que ser maravilloso ver que hay un medio que te defiende a capa y espada, aunque ese medio sea la derecha ultracatólica homófoba. ¿No?

Estamos orgullosos de ti.

P.D.: Todo esto se habría arreglado si hubieras mostrado un poquito de madurez y hubieras reconocido que la cagaste. Con algo tan fácil como reconocer un error y pedir una disculpa de verdad (aunque para eso tendrías que haberte parado a escuchar y entender por qué te equivocaste) te evitas que la gente cargue contra ti y que la ultraderecha te tenga ahora como mártir. La próxima vez que te pase, quítate de encima tu complejo de veinteañera que se cree que lo sabe todo porque sale por la tele, y sé un poquito más humilde.

  • Parodi Paradise

    Me pareció sublime el primer artículo sobre el tweet de esta mujer, porque enfatizaba que al final sólo había sido un patinazo, se explicaba por qué y la forma más sencilla de visualizarlo. Y me ha encantado este artículo, porque deja muy claro que no asumir los errores propios (siendo un personaje público o con algún tipo de influencia) puede afectar a personas ajenas, y buscarte aliados que son, en verdad, tu mayor enemigo.

    Por otro lado, el tal Juan Robles tiene una visión muy errada y acotada de las redes sociales, porque Internet, básicamente, es la cuna de políticamente incorrecto. Pero claro, lo políticamente correcto atañe al señor Juan Robles cuando a él le viene en gana, porque si no recuerdo mal, unos chistes de humor negro sobre judíos, (no del gusto de todos, pero chistes al fin y al cabo), twiteados por un afiliado de Podemos, no recibieron defensa alguna basada en que se sufrió un ataque por parte de lo “políticamente correcto”.

    Me gustaría que esta mujer se pronunciase sobre el artículo de este caballero y sus ideas, pero no caerá esa breva.