Tres años antes de aterrorizar a las maricas el mundo con El Exorcista, William Friedkin se atrevió a realizar la adaptación cinematográfica del texto teatral de Mart Crowley Boys in the band, en la que es considerada como la primera película de Hollywood que trata abiertamente el tema de los maricones la homosexualidad antes de que fuéramos “el colectivo LGTBQWERTY”. Aún así, el mensaje de la película es claro: “la vida del sodomita conlleva sufrimiento y destrucción” Y claro, con un mensaje así, ¿cómo no vamos a acabar en un talk show psicólogo?

Los chicos de la bandaPues no. No es un musical, pero ya están tardando…

Es el cumpleaños de Harold y sus amigos deciden reunirse para hacerle una fiesta, pero el homenajeado será el último en llegar. Mientras, Michael, el maricón anfitrión, irá recibiendo a los invitados, pero no contaba es con la aparición de Alan, un antiguo compañero de universidad que no comparte su estilo de vida (vamos, que no es marica. Como esos heteros que salen en los videos de porno gay). Sin embargo, Michael está convencido de que su amigo oculta un secreto y propone un juego: beber chupitos hasta caer muertas llamar por teléfono y declararse a aquella persona de la que estuvieron enamorados. El juego resulta ser mucho más cruel de lo esperado y pondrá a prueba las convicciones del grupo.

Los chicos de la banda 1En los 70 ya se preparaban para la llegada de las Spice Girls

En su momento la crítica recibió el filme con reservas, si bien no hablaban mal, tampoco quisieron elogiarlo en exceso, destacando eso sí, lo mordaz y real que resultaba el guión. Y es que la película no oculta su origen teatral: se basa únicamente en una sucesión de brillantes diálogos y se desarrolla casi en su integridad en tiempo real, resultando claustrofóbica en algunos momentos.

Te in-Teresa
#TOP5: Canciones para salir del armario

Ryan ReynoldsNos encantaría pasar un poco de claustrofobia con Ryan Reynolds

Por otro lado, se ha discutido mucho sobre el compendio de tópicos que se muestran. Tengamos en cuenta, maricón, que los disturbios de Stonewall habían tenido lugar unos meses antes (y que la obra de teatro es anterior) y que ya era suficientemente valiente llevar a la pantalla un guión así. Y es cierto que los personajes son un poco de aquella manera: el guapo tonto (y chapero), el armarizado, la loca… Y Harold: el judío (sí, como la Streisand) con la “cara tan picada por la viruela que necesita fumar hierba“.

Sin embargo, el filme muestra lo diverso del colectivo LGTBQWERTY y cómo se relacionan unos con otros, siendo el peor parado, cómo no, el personaje del afeminado, especialmente por parte de Alan. Claro, el hetero que respeta a los gays siempre que no se acerquen a su culo. ¿A que de esos conoces a unos cuantos? Si es que aunque la peli sea de los 70 hay cosas que nunca cambiarán…

www.youtube.com/watch?v=yBPm2Xom_y4
Recreación: cómo son esos heteros machotes realmente

Durante la segunda parte del film (es decir, la segunda hora, no la secuela) la fiesta se transforma en un evento cruel. Como en Carrie cuando le da por matar gente durante la fuesta de graduación. Pues así, pero en marica. SE DESATA EL DRAMA. Maricón, ¡con lo que nos gusta un drama! Y es que el juego del teléfono mi casa les enfrenta con los demonios de su pasado (toma frase tópica): llamar a esa persona a la que nunca te atreviste a decir “te quiero” para confesarle tus sentimientos es algo que aterra hoy en día… ¡pues imagínate en los 70!

Te in-Teresa
"MOTEL-OH", poner celoso a un cachas tiene graves consecuencias

No te contamos más que bastante hemos dicho.

Si no la has visto, que seguro que no, te advertimos de que podemos quitarte el carnet de marica. Recuerda que lo que salga en la sección CLASSIC de Estoy Bailando es un MUST mariconcil y que, como diría el Doctor Cabrera, forma parte de nuestro imaginario colectivo; por lo que es TU OBLIGACIÓN conocer como tu ano los dedos de tu mano las pelis, discos y otras mariconeces que por aquí nombramos.

 www.youtube.com/watch?v=WIeQwDRHrKc
Tráiler de Los chicos de la banda