• Dos chicos son detenidos y torturados en la antigua república soviética de Uzbekistán por practicar sexo consentido en su propia casa.
  • La homosexualidad es ilegal en el país y se enfrentan a tres años de cárcel.

Dos hombres de unos 20 años han sido detenidos y torturados en Uzbekistán por tener “relaciones sexuales ilegales” en su propia casa.

La pareja se mudó el pasado mes de septiembre a un apartamento en Tashkent, la capital del país, y allí fueron detenidos por estar practicando sexo; aunque nadie tiene muy claro cómo supo la policía que los dos chicos estaban en ese piso, eran pareja y estaban practicando sexo.

Pero hay algo aún más indignante que el hecho de que fueran detenidos en la intimidad de su hogar y es que cuando la policía ha confirmado que la pareja fue torturada practicándoles un “examen anal para determinar que uno de los hombres había practicado un “intercambio sexual repetido“.

Los exámenes anales son una práctica prohibida por la ley internacional y considerada una forma de tortura, pero en países homófobos sigue siendo habitual que los “sospechosos” de homosexualidad sean sometidos a ellas. En estos exámenes se analiza el recto para buscar restos de esperma y se mide el ancho del ano para comprobar si es más ancho de lo “normal”. Este tipo de pruebas están totalmente desacreditadas por la comunidad científica y algunos países como Túnez llevan tiempo planteándose su eliminación.

Islom Karimov junto a un habitual de este tipo de noticias.

En Uzbekistán la homosexualidad es ilegal y la pareja se enfrenta ahora a 3 años de prisión. El presidente de esta antigua república soviética, Islom Karimov, dijo en 2016 que la homosexualidad es “un fenómeno vil de la cultura occidental” y añadió que “si un hombre vive con un hombre o una mujer vive con una mujer, creo que hay algo ahí que no está bien, que ha ocurrido algún cambio.

Te in-Teresa
Una persona LGTB es asesinada cada día en Brasil

Hace unos meses Moscú anunció que iba a deportar a Uzbekistán al periodista Ali Feruz, uno de los responsables de destapar la purga gay en Chechenia. La sentencia ha sido suspendida por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y Feruz no será deportado hasta que Estrasburgo decida sobre el caos. Feruz ya declaró en su momento que prefería morir que volver a su país natal.

Fuente | Gay Star News

Deja tu comentario