• La PFLAG china trabaja con el gobierno chino para crear una fundación que permita que las organizaciones LGTB+ del país reciban donaciones nacionales y dejen de depender de fondos extranjeros.


Sí amiga, soy el primer sorprendido por esta noticia. Sorprendido para bien, obviamente. Y es que la PFLAG (Parents, Friends and Families of Lesbians and Gays) de China -que ahora cumple 10 años- ha anunciado la creación de una fundación que servirá para que las organizaciones LGTB+ de todo el país puedan recibir donaciones nacionales y no depender de los ingresos que llegan del extranjero.

Y el gobierno de China está de acuerdo.

Tal y como ha explicado A Qiang, fundador de la PFLAG china, el grupo lleva tiempo trabajando con la Fundación de Asistencia Social de China (CSAF), que es una organización registrada en el Ministerio de Asuntos Civiles. Una vez la nueva fundación entre en marcha, PFLAG pondrá sus cuentas bajo el control del CSAF. “La nueva fundación nos permitirá recibir donaciones procedentes de todo el país. De esta manera los grupos LGTB+ chinos no dependerán tanto de los fondos extranjeros y podrán funcionar de una forma más efectiva“, y es que hasta el momento los grupos LGTB+ del país o bien dependen casi exclusivamente de esas donaciones internacionales o sufren muchas dificultades para continuar abiertos.

La homosexualidad no es ilegal en China, pero la aceptación del colectivo LGTB+ está muy lejos de ser la ideal. Este cambio en la forma en que las organizaciones autóctonas se financian ayudará a mejorar esa situación porque, como explica A Qing, a veces los donantes internacionales imponen en qué se va a gastar ese dinero. Para Qing es comprensible que haya organizaciones con dificultades que busquen financiación en el exterior, pero “necesitan recordar que no han de aceptar influencias de organizaciones occidentales“.

Puede que el gobierno de China tenga un motivo oculto para permitir esta fundación y para evitar que las organizaciones LGTB+ sigan financiándose con dinero extranjero (he visto muchas películas de espías, lo siento). Pero los activistas del país han celebrado la noticia porque, para empezar, este movimiento demuestra que el gobierno comienza a aceptar y reconocer a la población LGTB+ y a las organizaciones.

En los últimos meses China ha aparecido varias veces por esta web, y no siempre por los mejores motivos. Hace unas semanas una cadena de televisión china perdía los derechos de emisión de Eurovisión al censurar el contenido gay de la primera semifinal; y es que en China la representación de relaciones “no tradicionales” en medios está totalmente prohibida. Pero las nuevas generaciones parecen mucho más abiertas a la diversidad y desde las juventudes del propio Partido Comunista se protestó por esa censura de contenidos LGTB+.

Fuente | Gay Star News

Deja tu comentario