• La actriz y modelo Cara Delevingne alaba la actuación de Beyoncé en el festival de Coachella pero aclara que ella seguirá criticando un festival al que no piensa ir por ser propiedad de un millonario que financia organizaciones antiLGTB, antiaborto y proarmas.


Si hay algo de lo que internet no ha parado de hablar estos días, eso ha sido la actuación de Beyoncé en el festival de Coachella. La actuación de la Queen Bee ha sido tan espectacular (e histórica, era la primera vez que una mujer negra encabezaba el cartel del festival y la tercera artista femenina en solitario que actuaba allí, después de Björk y Lady Gaga) que algunos han empezado a llamar al festival #Beychella.

Una de las muchas celebridades que no pudo evitar felicitar a Beyoncé por su show fue la actriz y modelo Cara Delevingne, que subió una foto a su Instagram alabando a la cantante: “Estoy sin habla. Esa actuación me ha hecho estallar en lágrimas y me ha hecho sentir escalofríos. Especialmente la reunión de las Destiny’s Child. ICÓNICA es quedarse corta. Gracias por inspirar a tanta gente y por elevar a cada uno de nosotros“.

Pero los propios seguidores de Delevingne se sorprendieron al ver esa publicación, básicamente porque Cara llevaba varios días mostrando públicamente su rechazo al festival de Coachella y su negativa a acudir por sus duras críticas al dueño del festival, Philip Anschutz. Ya te explicamos hace un tiempo que el año pasado hubo una agria polémica alrededor de Anschutz y su empresa, el Anschutz Entertainment Group (que organiza el festival), por varias informaciones que señalaban que el multimillonario había donado grandes cantidades de dinero a organizaciones anti-LGTB como el Family Research Council y la Alliance Defending Freedom. Anschutz también hizo varias donaciones a organizaciones contrarias al aborto y a favor de las armas.

Aunque en su momento Anschutz intentó restarle importancia a las donaciones a grupos anti-LGTB (realizadas en 2012 y 2013) asegurando que él no es homófobo y tiene muchos amigos gais no sabía que esas organizaciones lo eran. Pero luego se supo que en 2015 y 2016 volvió a regalar dinero a organizaciones similares (las mismas e incluso peores); y se da por hecho que en 2017 hizo lo mismo aunque su abogado afirmó que, al conocerse que esas organizaciones eran contrarias a los valores de la Fundación Anschutz, habían cesado las donaciones.

Nos parece que Cara no acaba de creérselo

Al ver los comentarios que la acusaban de hipócrita al criticar el festival pero alabar la actuación de Beyoncé, Cara Delevingne publicó un texto en Instagram stories en el que aclaró que una cosa no tiene nada que ver con la otra:

Algunas personas están comentando sobre el hecho de que he publicado sobre mi enfado hacia el dueño de Coachella y luego sobre Beyoncé. Mi hashtag era #Nochella.

Sigo negándome a asistir a un festival que es propiedad de alguin que es anti lgbt y pro armas. Tengo derecho a avergonzar a ese hombre y al festival y al mismo tiempo mostrar mi aprecio a una artista.

Que ame a Beyoncé no significa que ahora ame a Coachella. Aún seguiría sin ir. Y no dejaré que nada se interponga en el camino de mostrar mi amor u odio hacia algo. No permitas que nadie se interponga entre tú y tu verdad.

Deja tu comentario