• Brian Austin Green responde a los trolls que le criticaron a él y a su mujer por dejar que su hijo de cuatro años se vistiera con un vestido de princesa.
  • No es la primera vez que el hijo de un famoso quiere vestirse con un vestido y alguna gente en internet les critica furibundamente.

El actor Brian Austin Green, al que recordarás por ser novio de Bree Van De Kamp en Mujeres Desesperadas.

DESPERATE HOUSEWIVES – “Remember Paul” (ABC/RON TOM)
BRIAN AUSTIN GREEN, MARCIA CROSS

Bueno vale, y por Sensación de Vivir.

Está bastante cabreado por un tema bastante sensible: su hijo de 4 años. Y no es que el pequeño Noah haya hecho nada malo, es que a Noah un día le apeteció vestirse de princesa y tanto Brian como su mujer, la también actriz Megan Fox, le dijeron que se vistiera como le diera la gana.

Como puedes imaginar, porque no naciste ayer, esa foto de ahí arriba provocó un aluvión de comentarios despectivos hacia Megan, hacia Brian e incluso hacia el propio niño. Porque internet es así. Porque somos así. Una panda de gilipollas. De hecho el Instagram de Brian Austin Green está lleno de comentarios de personas que, en la foto menos oportuna, se ponen a comentar sobre su apariencia física o la de su mujer, acusándole de haberse echado a perder por culpa del bottox, por ejemplo.

Pero Brian Austin Green no está para tonterías y en una entrevista concedida a Hollywood Pipeline ha defendido a su hijo y ha dejado claro que no está por la labor de hacerle caso a los imbéciles del mundo:

Mi hijo, tiene cuatro años, y he oído que hay algunas personas que no están de acuerdo con que se ponga vestidos. A ellos les digo: no me importa. Tiene cuatro años y si quiere ponerse un vestido, que se lo ponga. Vestidos, gafas, zapatillas o lo que sea.

Creo que con cuatro, cinco años… es un momento en el que tiene que pasárselo bien. No le hace daño a nadie llevando un vestido. Así que si quiere llevar uno, fantástico. Bien por él.

Brian Austin Green no es el primer famoso que ve cómo la gente se vuelve loca porque un buen día su hijo quiere vestirse de princesa o con ropa de niña y les permiten hacerlo. Hace un tiempo la cantante Adele estaba en Disneyland con su hijo y su marido y le compró a su hijo un disfraz de princesa que al niño le hacía mucha ilusión ponerse.

Tras las críticas, Adele dijo que le daba igual, que ella estaba orgullosa de su hijo y pensaba apoyarle en todo lo que quisiera hacer: “No puedo esperar por saber quiénes serán sus mejores amigos; quién va a ser su novia o su novio o qué películas le van a gustar. Siempre le apoyaré sin condiciones en todo aquello que quiera hacer o ser.”

Hace unas semanas Disneyland París tuvo que disculparse oficialmente porque uno de sus hoteles no permitió a un niño participar en el evento “Princesa por un Día. Un portavoz de Disney aclaró que la negativa que se le dio a la madre del pequeño no reflejaba la política de la empresa respecto al tema e invitaron al niño a participar de nuevo cuando quisiera para cumplir su sueño de ser una princesa.

Deja tu comentario