will y grace protagonistas
Artículo escrito por: ZorreteP

Queridos amigos:

Como me gusta una polémica más que a un tonto un lápiz, os voy a pedir que les mandéis esto a vuestras amigas para que lo lean detenidamente y dejen de jodernos la vida al resto de los gays que habitamos este mundo.

No llevo mucho fuera del armario, pero mis colegas saben que soy especial gay y, desgraciadamente, son todos heteros: 20 tiarrones del norte y un sólo gay. Ya  sé que pensaréis que, por estadística, habrá más gays. Pero no. porque en tu grupo sois todas maricas y ya compensáis. A lo que voy es que yo no tengo muchas amigas. Y me refiero a esas odiosas amigas hetero con las que tomáis el té y veis Sexo en Nueva York.

perras viendo la televisionTú y las perras de tus amigas viendo la tele

Aún así, como casi cualquier gay que se precie, he tenido que sufrir a vuestra pandilla de féminas y me he decidido a lanzarles un mensaje, una luz que les guíe en las tinieblas del cuarto oscuro de la amistad hetero-homosexual. A ver si así dejan de joder…

1. No somos vuestras mascotas

No nos tratéis como tal. No estamos ahí para ser la nota discordante ni para que nos tratéis raro, ni para que penséis que necesitamos más cariño… así que intentad tratarnos con naturalidad.

2. No todos queremos follar con todos

Que conozcáis a algún gay más, además de a nosotros, no quiere decir que nos lo tengáis que presentar y, mucho menos, que esperéis que seamos pareja…¡como si sólo existiésemos los dos!

3. Ahorraos las expresiones reduccionistas

No somos solo “gays” (aunque esto sea FUNDAMENTAL reivindicarlo), también tenemos gustos distintos, profesiones diferentes o intereses discordantes. Cuando vayais a decir cosas como “los gays me encantais” o “tenemos que ir de compras” o “eres mi personal shopper”, pensad que no todos somos iguales. No a todos nos gusta ir de tiendas (¡Ya! ¡Qué locura! ¿A quién no le gusta ir de compras?), muchos no tenemos diva favorita y, desde luego, a algunos (pocos, muy pocos) no nos interesa Eurovisión.

4. Evitad nuestros locales

Ahora es cuando saltáis todos. Paso a paso. Dejadme que aclare que hablo de los bares donde la sexualidad es un punto fundamental. Ojalá llegue un momento en que la igualdad cubra la faz de la tierra; un momento en el que nadie pida manifestaciones del orgullo hetero, pero ese momento no ha llegado, así que dejadnos mantener nuestros garitos de maromos en paz. ¿Sabes qué? Yo le he entrado a un tío hetero en un bar que no era de ambiente…no les hace mucha gracia. Así que yo prefiero volverme a mi gueto, aunque sólo para ligar.

Te in-Teresa
EL LOQUISMO Y LAS DISEÑADORAS LOQUIS

Una vez tratado el tema de que SÍ necesitamos nuestros bares, vamos con lo siguiente. Nuestros bares son de hombres y para hombres porque hay un componente sexual en la ecuación. Se busca FOLLAR. O ligar, al menos. Entonces, a menos que vayas porque quieres acompañar a tu amiguito gay, no entiendo por qué coño quieres estar aquí, de verdad. ¿Es por curiosidad? ¡Mal! No somos putos monos de feria, así que a observar al Centro Nacional de Estadística.

Hago hincapié en este punto porque, joder, hay gente muy pesada. No sabéis la cantidad de historias que tengo sobre esta mierda: la chica que quería entrar en el Strong a toda costa y se sorprendió cuando vio a dos tíos follando, la que montó un pollo a los porteros porque no le dejaron entrar en un bar de osos, la que no entendía que su despedida de soltera no era bienvenida en el garito gay de moda… ¿En serio?

“¡Es que tengo curiosidad!¡No voy a hacer nada malo!” Es que tengo MIMIMIMI No voy a MIMIMIMI. Me importa una mierda. Lo que tienes es una actitud muy poco adulta y, creedme, el problema no es nuestro por no dejarte pasar, es tuyo por querer entrar. Yo no tengo interés en ir a una casa de putas, no sé, me parece genial que existan pero no quiero ir. No sé porque tenéis que venir a nuestras fiestas a cortar el rollo cuando podéis entrar en el 96% restante de los garitos.

niña llamando a la puertaTu amiga llamando a la puerta del Bearbie

5. Por ser mujeres no sois oficialmente nuestras amigas

Igual que los heteros no son mis enemigos ni soy amigo de todos los gays que conozco, tú no eres mi BFF por el hecho de ser mujer. As easy as that.

Te in-Teresa
Despierta, princesa de Chueca

6. No nos odiéis

No os hemos quitado a los hombres que merecen la pena (en realidad sí) ni tenemos nada en contra de vosotras. Así que no tenéis que odiarnos como colectivo (¡ugh! ¡Qué asquete me da esta palabra!). Bueno, a ver, a mi ex podéis odiarlo porque es gilipBUENO, ESO, QUE NO NOS ODIÉIS. Algunas pensaréis que no es posible que haya mujeres así de homófobas hoy en día. Pues sí, las hay. Y, mira, igual es mi experiencia, pero me he encontrado a señoras muy agresivas con los gays, con una inquina especial. ¡Bah, que las follen!

7. El furor uterino guardadlo para los hombres heteros

Es bromi, bueno, no. A ver, que eso de darnos besos en la boca o tocarnos el paquete por el mero hecho de que somos gays, no os deja en muy buen lugar. Y no, no nos pone nada. No somos ositos de peluche…aunque algunos en el Bearbie lo parezcan.

8.Evitad nuestros locales

Sí, otra vez. Por si os quedaba alguna duda.

9. No hace falta que nos recordéis todo el rato que nos apoyáis 

Igual…¡igual, eh! No hace falta que nos deis la tabarra con lo mucho que nos respetáis y apoyáis nuestras reivindicaciones cada vez que tomáis dos copas. Si estáis ahí es porque sois nuestras amigas, entendemos que nos queréis, no hace falta que lo dejéis patente a la mínima de cambio.

10. Pasáoslo bien y tomaos las cosas con humor

Estamos aquí para divertirnos y no queremos dramas así que disfrutad y reíros. Este texto sólo es el reflejo de parte de la sociedad y de algunas cosas molestas que quería dejar patentes con un poquito de humor, así que que nadie se lo tome tan a pecho…Algún día escribiré el Manual Para Chicos Heteros con Amigos Gays y ahí, amigas mías,  ahí sí nos desquitaremos a gusto con esos gilipollas insensibles con nulo gusto para escoger zapatos…

cenicienta-zapato

            ¡Es broma!

            …o no… 😉

pocahontas-bye-bitch

Deja tu comentario