Ya sabes que en los Estados Unidos de América están en pleno proceso de elegir a los candidatos de cada partido y los republicanos andan ahí peleándose a ver si eligen a Donald Trump o a Ted Cruz. Tanto Trump como Cruz son bastante lo puto peor, pero en el caos de Trump hay una cosa en la que al menos no huele demasiado mal y es en el tema de los derechos LGTB. Bueno, de algunos derechos LGTB.

Ya te contamos que hace unos días Trump decía que esto de las leyes para prohibir a las personas trans usar el baño del género con el que se identifican era una tontería porque esa legislación crea un problema donde no lo hay y encima provoca que la economía del estado se resienta porque ese tipo de leyes se llevan las inversiones fuera. Que no es el mejor argumento para defender a la comunidad trans pero mira, menos da una piedra.

2C6735C100000578-0-image-a-81_1442455557695

Pero Ted Cruz sigue erre que erre contentando al ala más conservadora del partido con la matraca cansina y falsa de que dejar que un hombre entre el baño de las mujeres es un peligro para las mujeres y para las niñas. Porque el muy idiota aún no ha entendido que la mujer trans que entra en el baño de mujeres no es un hombre vestido de mujer: ES UNA MUJER.

¡SOY ESPECIAL!
¡SOY ESPECIAL!

Como Cruz y Trump están peleando de vez en cuando se sueltan puyas el uno al otro y el último fue Cruz, que declaró en un anuncio de su campaña decía que “¿Debemos permitir que un hombre adulto que se hace pasar por una mujer usar el baño de mujeres? ¿El mismo baño que usa tu hija? ¿Tu esposa? Donald Trump cree que sí.

Te in-Teresa
Adele se ríe de los roles de género y le compra a su hijo un disfraz de Anna de Frozen

facepalm

A todo esto por ahí está Caitlyn Jenner, para las amigas Catalina Janeiro, que hace unos meses era muy de apoyar a Ted Cruz pero cuando vio que el colectivo le echaba la bronca (era la versión hardcore del #YoSoyGayYDelPP) cambió de rollo y ahora está ahí que no sabe si apoyar a Trump o a Hilary Clinton -que es demócrata-. Así de loca está la Jenner.

giphy-1

Pues Catalina Caitlyn no ha dudado en demostrar que ya no apoya a Ted Cruz publicando un vídeo en su Facebook en el que pasea tranquilamente por Nueva York y de repente siente la llamada de la naturaleza… justo delante del Trump International Hotel And Tower y no dudó en meterse en el baño de mujeres a echar un meo: “Muchas gracias Donald, lo aprecio de verdad. Y por cierto Ted: no se ha abusado de nadie” dice Caitlyn después de usar el baño.

Pero no todo el mundo parece estar muy contento con esta nueva aventura de Caitlyn. Qué sorpresa. Algunos de los comentarios en el vídeo señalan que le dejaron usar el lavabo porque es famosa y que a cualquier otra mujer trans no le habrían dejado ni entrar por la puerta; y otros le recuerdan que seguir apoyando al partido republicano es un insulto a toda la comunidad LGTB porque ese partido nunca hará nada para ayudarnos.

Y aquí me callo, porque me viene a la mente el hashtag que he mencionado antes y me enciendo.