• La adquisición de Grindr por parte de la compañía china Kunlun Group ha levantado las alarmas en el gobierno de EE.UU. que teme que los datos de los usuarios acaben en manos del gobierno comunista.
  • Desde Grindr aseguran que los datos de sus usuarios están protegidos, pero los analistas creen que Pekín lo tendría extremadamente fácil para acceder a ellos.

Hace unas semanas te explicábamos (si no fuimos nosotros fue Cromosoma X, ¿qué más da, si todo es mentira?) que una empresa china acababa de comprar Grindr. En realidad Grindr ya era propiedad del Kunlun Group cuando en enero de 2016 compró el 60% de Grindr por 93 millones de dólares. Ahora han comprado el otro 40% por 152 millones.

Eso llevó a Grindr a anunciar que, a partir de ahora, serán los ejecutivos de la Kunlun los que se encargarán de la app.

¿Y qué? Te estarás preguntando…

Tú, preguntándote: “¿Y qué? ¿Voy a ligar más?” No.

En principio los usuarios de la aplicación no tenemos por qué notar ningún cambio en ella. Es de esperar que, aunque se conoce que China no es un paraíso mariconcil, la app siga funcionando exactamente igual que hasta ahora. Pero si te compras el Xtra el dinerito se lo das a los chinos en vez de a Joel Simkhai. Que es un poco irte de Guatemala (el ligeramente racista Simkhai) a Guatepeor (los chinos); pero a ti te da igual.

Nada, que esto no te interesa.

Los que sí están bastante preocupados, son varios oficiales, militares y expertos en espionaje que están convencidos de que los servicios de inteligencia chinos utilizarán la aplicación para acumular datos de ciudadanos norteamericanos. Vale, tú seguramente no eres norteamericano. Pero ¿quién te dice que los chinos no nos hackean a nosotros para saltarse las colas de la Sagrada Familia? ¿Eh?

Te in-Teresa
Llegan los stickers a Grindr y son espectacularmente gays

Lo de que un hacker chino al servicio del gobierno comunista utilice Grindr para robar datos sonaría a película de Austin Powers… si no fuera porque va en serio.

En serio. Sin comillas.

Peter Mattis, antiguo analista del gobierno estadounidense y experto en política china, ha explicado al Washington Post que sí, que China lleva tiempo acumulando datos de muchísimas personas en Estados Unidos con la intención de usarlos (para lo que sea) en algún momento: “Lo que puedes ver en las prácticas de inteligencia chinas es un esfuerzo evidente por recolectar mucha información personal de muchas personas fierentes, y así crear una base de datos de nombres que sea potencialmente útil para propósitos de inteligencia o influencia.

Desde Grindr han asegurado que la privacidad y seguridad de los datos de los usuarios es una de sus prioridades y es cierto que la compañía utiliza tecnología muy avanzada para ese fin. No solo eso, sino que como ya te hemos explicado anteriormente la app se ha aliado con diferentes ONG por todo el mundo para ofrecer más seguridad a los usuarios de países en los que ser homosexual es ilegal o puede poner en riesgo tu integridad física. Además aseguran que aunque la empresa ahora sea propiedad china y esté dirigida por el Kunlun Group la sede social se mantiene en EE.UU. y, por lo tanto, sigue siendo una compañía norteamericana que se rige por las leyes norteamericanas.

Lo que viene a ser que tu rabo lo verán los de la CIA, pero no los chinos. ¡Hombre ya!

Homeland Season 7: Carrie busca tu pene.

Pero el gobierno de EE.UU. lleva tiempo preocupado por las cada vez más frecuentes adquisiciones de empresas que manejan datos de usuarios por parte de inversores chinos que, muy frecuentemente, ceden a las presiones del gobierno comunista y les conceden acceso a datos privados de los usuarios. Hace unos días El Comité de Inversión Extranjera de EE.UU. bloqueó la compra de Moneygram por parte del Alibaba Group porque no les hacía gracia que Pekín tuviera acceso a tantas transacciones financieras. Y el propio Kunlun Group vio cómo se bloqueaba su adquisición de la compañía noruega Opera Software porque los reguladores norteamericanos no veían claro que se respetara la privacidad de los usuarios.

Te in-Teresa
Grindr es la app que nos hace más infelices

Además China no es ciudadana un país democrático ¡te quieres callar en el que una empresa pueda defenderse judicialmente frente a un intento del gobierno de acceder a sus datos. Si Pekín quiere tener acceso a algo exclaman que es un problema de “seguridad pública” y hala, acceso a lo que quieran. Así que por mucho que Grindr asegure que sus datos están seguros, lo cierto es que si el gobierno fuerza al Kunlun Group a revelar lo que ocultan los perfiles… Poco van a poder hacer para evitarlo.

RECREACIÓN: Tú convertido en hacker chino para intentar ver todo Grindr

Es verdad que la idea de poder acceder a la identidad real de todo el que te escribe por Grindr es muy tentadora. Pero es un poquito ilegal. Y además detectar un perfil falso no es tan complicado (si te pide foto de rabo después del hola, hay un 90% de posibilidades de que sea falso). Lo que pasa es que una aplicación como Grindr no solo oculta fotos de rabo… Imagínate la que se puede liar si el gobierno chino descubre que un político, un empresario o un espía le está poniendo los cuernos a su mujer con diferentes señores a través de Grindr.

Ah calla, que eso ya pasó con un agente del servicio secreto británico al que pillaron con licencia para hacer cruising…

Fuente | Washington Post

Deja tu comentario