El pastor Peter Beeson (Foto: Reena Rose Sibayan - The Jersey Journal)
  • Una parroquia luterana de Hoboken organiza una ceremonia para rebautizar a Peter, un hombre trans que, además, es el pastor de la congregación.

Siendo la web que somos es lógico que cuando hablamos de religiones no suela ser para dar buenas noticias. Aunque alguna vez ha sido así y eso siempre me alegra. Porque yo no creo en seres imaginarios, le pongas la forma que le pongas, pero sé que hay gente que sí y mira… ya bastante tienen con lo suyo, al menos que sean felices.

Igual de feliz que Peter Beeson, el pastor de la Parroquia Luterana St. Matthew Trinity de Hoboken (Nueva Jersey), que acaba de ser bautizado con ese nombre después de haber transicionado de mujer a hombre. La ceremonia fue celebrada por la obispo luterana Tracie Bartholomew, que por primera vez llamó “Peter” al párroco frente a toda la congregación en lo que denominó un momento “histórico“.

(Foto: Reena Rose Sibayan – The Jersey Journal)

Luché con el sexo y el género desde mi adolescencia hasta los veintitantos” explica Peter, que reconoce que ver películas como Boys Don’t Cry o Southern Comfortme asustaron y me echaron para atrás“. Hablando con NJ.com, Peter describe sus años en el seminario como “un viaje hacia una mayor integridad para estar totalmente presente para la congregación, ser más honesto y auténtico y vivir lo que Dios me ha llamado a vivir.” Y Peter tuvo la suerte de acabar en la parroquia de St. Matthew, cuyos miembros se han volcado en apoyo al pastor.

Es una oportunidad para nosotros de cumplir nuestra misión de aceptar a todo el mundo, y no solo de boquilla“, explica Jen Meusel, que lleva 20 años en la congregación y fue vice-presidenta del consejo parroquial. St. Matthew es una de las congregaciones más gay-friendly y diversas de todas las parroquias luteranas en el condado y por eso Meusel cree que el “re-bautizo” es “una oportunidad para ser abiertos y sinceros y dejar claro que no hay nada que esconder.

Te in-Teresa
La policía de Arabia Saudí mata a dos personas por vestir de mujer

La obispo Bartholomew es consciente de que una minoría puede no estar de acuerdo con la ceremonia, pero cree que es importante llevarla a cabo. Por un lado para demostrar que la parroquia es “un lugar acogedor” y por otro lado para “enseñar liderazgo a la hora de responder frente a la sexualidad y la identidad de género“. No es la primera vez que se celebra una ceremonia de este tipo en la iglesia luterana, pero sí es la primera vez que ocurre en Nueva Jersey.

(Foto: Reena Rose Sibayan – The Jersey Journal)

Aunque la familia de Peter (que vive en Arizona, en mitad de una congregación luterana bastante más conservadora) no estuvo presente en el re-bautizo el pastor ha dejado claro que tanto sus padres como su hermana le apoyan completamente, aunque ahora su familia es la comunidad de Hoboken: “Estoy muy agradecido formar parte de una congregación que, en parte, será testigo de la gracia y misericordia de Dios.

Yo, personalmente, creo que Dios no tiene nada que ver. La gente tiene mucho que ver. Y son así porque son buena gente, no porque Dios les haya hecho nada. Ya está, ya me voy, que parezco el Grinch.

Fuente | NJ.com

Deja tu comentario