• Un 75% de la sociedad checa está a favor de que se legalice el matrimonio igualitario, 7 puntos más que en 2016.

  • Las uniones civiles entre homosexuales son legales en el país desde 2006, pero tienen gran parte de sus derechos limitados respecto a los matrimonios heterosexuales.


La República Checa podría ser el primer estado postsoviético en aprobar el matrimonio igualitario… o al menos eso parece según los datos revelados en la encuesta realizada por la agencia Median a petición del grupo Jsme fér (Somos justos) que lucha por la igualdad real en el país. Y es que el apoyo del pueblo checho al matrimonio igualitario parece que se ha disparado en los últimos dos años.

RECREACIÓN: El apoyo, disparándose

En 2016 se realizó una encuesta parecida y quedó claro que el país estaba a favor de la igualdad de heterosexuales y homosexuales en cuanto al matrimonio. En ese año un 68% de la población estaba a favor, mientras que un 29% estaba en contra. Pero la encuesta que se acaba de publicar (que se realizó entre 1,216 personas el pasado 18 de febrero) muestra que las cifras han mejorado muchísimo. Ahora un 75% del país está a favor del matrimonio igualitario, mientras que en contra solo hay un 19%.

Además, un 61% de los encuestados está a favor de que las parejas homosexuales puedan adoptar. La mayoría de apoyos provienen de mujeres, jóvenes y personas con educación superior.

Hay algunos datos que no son tan bonitos. Una quinta parte de los checos creen que la homosexualidad es una opción, y más o menos el mismo número de personas cree que se trata de algo inmoral. Además un 30% cree que se trata de una moda y que su aceptación en la sociedad contribuye a minar la moralidad del país; pero tan solo un 13% cree que un matrimonio entre gais o lesbianas pone en riesgo el matrimonio heterosexual, mientras un 8% cree que les pone en riesgo a ellos mismos.

Te in-Teresa
AHORA SÍ: Australia legaliza el matrimonio igualitario

Algo indignante porque todos sabemos que el único riesgo que un heterosexual (ja) corre a manos de un gay en la República Checa es que el gay lleve una cámara y un montón de dinero encima.

Los checos están ciertamente a favor de la felicidad de las parejas de gais y lesbianas” explica Czeslaw Walek, director de la campaña de la que forma parte la encuesta, “Es más, un 75% de la sociedad cree que si dos personas se quieren, deberían tener la opción de casarse.

En el terreno político, eso sí, la cosa no pinta tan bien. Aunque el primer ministro del país, Andrej Babiš se ha mostrado a favor del matrimonio entre homosexuales, desde Jsme fér señalan que menos de la mitad de los parlamentarios (82 de 200) muestran el mismo apoyo. Aunque el matrimonio igualitario no sea legal, desde 2006 sí lo son las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Las 2647 parejas homosexuales registradas no tienen los mismos derechos que los matrimonios homosexuales. Aunque sí pueden tener acceso a los datos de salud de su pareja y pueden heredar, las uniones civiles no pueden adoptar (aunque en 2016 se derogó la prohibición de que pudieran adoptar individualmente), no reciben pensión de viudedad ni pueden hacer la declaración de la renta de forma conjunta.

Fuente | Prague Daily Monitor

Deja tu comentario