• En pleno debate sobre si legalizar el matrimonio igualitario o no, un político suizo de centro-derecha asegura que “hombre más hombre” no funciona, pero “mujer más mujer… algo funciona”.


En esta web no solemos hablar mucho de Suiza porque… porque… es Suiza. Pero hay una cosa que en el país del chocolate (el de comer) que parece estar ahí solo para que escribamos sobre ella: los políticos homófobos.

Hace unos días la ex presidenta del país, Ruth Metzler-Arnold, publicó un tweet pidiendo que Suiza aprobara de una vez el matrimonio igualitario. A ese tweet respondió Michael Kaufmann, un señor que hace muchas cosas -y es responsable de políticas LGTBI del centro-derechista Partido Demócrata Cristiano (CVP), twitteando que parecía que “Ruth Metzler está convencida de que ha llegado el momento de discutir más pasos en la igualdad de género.

Y aquí entra el homófobo de turno: Christian Ineichen.

Ineichen es presidente del CVP en Lucerna y al leer el mensaje de su compañero de partido le respondió que “deberíamos quedarnos en los límites de la biología” porque “Hombre + mujer: funciona. Mujer + mujer: más o menos funciona. Hombre + Hombre: no funciona“.

Pues eso:

Con dos cojones (y una birra):

Kaufmann no se quedó callado y le respondió a Ineichen que esa respuesta era “anti cristiana“.

Te in-Teresa
Golpean a una pareja gay en Palma al grito de "maricones"

Toda esta conversación no te la podemos enseñar porque a Ineichen le empezaron a caer tantos palos que acabó eliminando toda su cuenta de Twitter y luego se retractó del comentario. En una entrevista a un medio suizo el político explicó que cuando habla de lo que funciona y lo que no se refiere a la planificación familiar y no al matrimonio igualitario: “Las mujeres pueden organizar un embarazo. Pero dos hombres, simplemente, no pueden hacer un hijo juntos. Creo que la política familiar debería estar guiada por las normas impuestas por la biología“.

Ineichen añadió, además, que aunque reconoce que hay “nuevas formas” de vivir y de modelos de pareja, se le cortocircuita el cerebro cuando “eso significa que de repente se cambia toda la idea de familia. Lo que quiso dejar muy claro, eso sí, es que en su partido no están de acuerdo con su visión de la diversidad familiar.

Pues si es así es posible que Ineichen estuviera mejor en el SVP, el Partido Popular Suizo, en el que creen que los hombres gais se suicidan más que los heterosexuales porque cuando nos hacemos mayores se nos afloja el ano. LITERALMENTE, DIJERON ESO.

Tanto desde otros partidos como desde las organizaciones LGTB+ del país han criticado duramente las palabras de Ineichen, asegurando que lo único que hace el político es mostrar la cara más retrógrada y conservadora del CVP. Curiosamente mañana 17 de mayo un comité de asuntos legales del parlamento suizo se reúne para determinar si para aprobar el matrimonio igualitario es necesaria una enmienda en la Constitución del país o se puede regular con una ley. Actualmente en Suiza se reconocen las uniones civiles entre parejas homosexuales, pero no pueden considerarse iguales al matrimonio heterosexual puesto que hay grandes diferencias en derechos como los impuestos conjuntos, la fertilidad, el cuidado sanitario y la adopción.

Te in-Teresa
Le daba mordiscos a su bebé para que "no se volviera gay"

Fuente | Gay Star News

Deja tu comentario