• Un influencer muy popular en Oriente Próximo denuncia que la policía kuwaití le retuvo durante dos semanas en una celda por tener una cara muy femenina.
  • Según el instagramer, un agente le propuso mantener relaciones sexuales a cambio de no ir a comisaría.

King Luxy es una estrella de Instagram de origen polaco que acumula más de 500.000 seguidores en la red social. Hace unas semanas viajó a Dubai haciendo escala durante una noche en Kuwait y, según cuenta a Gay Star News, aprovechó para quedar con unos amigos en el centro comercial Kuwait Avenue.

Luxy, que era consciente de que su apariencia podía llamar demasiado la atención, se vistió de la forma más discreta posible para acudir a la cita pero eso no evitó (según su relato) que un policía de paisano del Departamento de Investigación Criminal se le acercara y le recriminara por su ropa y por tener “una cara demasiado femenina. Al lugar acudieron otros seis agentes de policía, que se llevaron al instagramer de vuelta a su hotel para que recogiera sus cosas. Una vez en la habitación el policía que le vigilaba le propuso mantener relaciones sexuales a cambio de no ser detenido: “Me propuso tener sexo conmigo mientras los otros policías esperaban fuera. Me dio una última oportunidad: acostarme con él o ir a comisaría. Me negué, así que acabé esposado. Llamó a la comisaría y les dijo que llevaba a un detenido para que ‘me hicieran un hombre’“.

👑

A post shared by King Luxy (@luxyferisaloser) on

Según el relato de Luxy estuvo retenido en prisión más de dos semanas, tiempo en el que no se le permitió contactar con nadie, ni siquiera un abogado. Cuando los agentes revisaron el teléfono del Instagramer y descubrieron que era un influencer popular en Oriente Próximo, “cada hora alguien abría la puerta, se reía, escupía y me humillaba y después se marchaba.” Luxy denuncia que durante el tiempo que estuvo retenido “me pegaron, me tomaron fotos con sus teléfonos. La policía me rapó la cabeza y me obligó a caminar cerca de otros detenidos para avergonzarme. Todos me seguían, me daban patadas en la espalda y en la parte baja de mi cuerpo y me insultaban en árabe.

Antes de ser liberado de la celda (en al que le obligaron a dormir en el suelo) la policía obligó a Luxy a firmar una declaración conforme le habían devuelto todas sus pertenencias, pero el instagramer asegura que se quedaron con su reloj Rolex y con unos 7.000€ en efectivo. Además la policía reseteó su teléfono para eliminar las imágenes que había tomado durante su detención ni a los documentos de deportación; pero Luxy consiguió salvar algunas de las imágenes en Snapchat.

Abu Dhabi

A post shared by King Luxy (@luxyferisaloser) on

King Luxy tiene ahora prohibida la entrada al país de por vida y ha querido explicar su historia para dar cuenta del peligro que corren las personas LGTBI en Kuwait: “Si existe el infierno, estoy seguro de que está en ese sitio.

La policía kuwaití no ha respondido a la petición de información de Gay Star News.

Fuente | Gay Star News

Deja tu comentario