• Ekai, un chico trans de 16 años de Ondarroa (Bizkaia), se ha quitado la vida tras muchos años de lucha por conseguir que su identidad de género fuera reconocida.

Chrysallis Euskal Herria ha hecho pública la noticia del suicidio de Ekai, un chico trans de 16 años que se quitó la vida ayer un su casa y cuyo cuerpo fue descubierto por su madre.

Ekai llevaba demasiado tiempo luchando para que se reconociera su identidad de género. Como explican desde Chrysallis, “el inmenso dolor de Ana y Elaxar es también el nuestro, al igual que lo han sido sus batallas. Batalla por lograr el cambio de nombre en el registro; batalla por recibir en la “unidad de género” de Cruces el tratamiento hormonal que necesitaba y que nunca llegó; batalla por conseguir que en su instituto se realizara la formación para que la comunidad escolar pudiese comprender su realidad y así poder respetarla, y que no se hizo… un cúmulo de batallas cotidianas. Demasiadas para un adolescente, en este caso.” Y añaden que “esta batalla la hemos perdido todos como sociedad“.

Hace unos meses Ekai aparecía junto a su padre, Elaxar, en un programa de La Sexta explicando su lucha constante: “Explicar a todo el mundo que los datos en tus documentos están mal te hace pasar ratos muy malos“. En ese programa se hablaba precisamente de la admisión a trámite en el Congreso de los Diputados de la modificación de la Ley Trans de 2007 que permitirá a los menores trans poder cambiar su nombre y sexo en el Registro Civil sin necesidad de un informe médico.

Te in-Teresa
Aparece muerta, mutilada y quemada en Estambul la activista trans Hande Kader

Una ley que, obviamente, llega demasiado tarde. Y llega tarde por la falta de voluntad política de algunos grupos parlamentarios que o bien retrasan la aprobación de estas normativas tan necesarias o bien no las aplican, perpetuando la indefensión y la discriminación de las personas trans. Especialmente de los menores.

Desde Chrysallis aseguran que van a “seguir luchando. Por la memoria de Ekai. Por aquellos chicos y chicas que siguen esperando a recibir en el Hospital de Cruces el tratamiento que necesitan. Por aquellas chicas y chicos a quienes han denegado el cambio de nombre. Por todas esas niñas, niños y jóvenes a quienes se les está negando una y otra vez su identidad. Por los que vendrán detrás. Por una ley que les proteja. Por una sociedad informada que comprenda ya cepte los hechos de diversidad y en la que estas chicas y chicos puedan crecer, puedan desplegar todo su potencial, puedan vivir. Para que nunca, nadie, tenga que volver a pasar lo que Ana y Elaxar están pasando.

El Ayuntamiento de Ondarroa, Bizkaia, ha convocado para el sábado 17 de febrero a las 17:00 de la tarde en la Plaza del Ayuntamiento una concentración de apoyo y solidaridad a los familiares y amigos de Ekai con la que quieren invitar a los ciudadanos a “construir un municipio libre de transfobia“.

Fuente | El País

Deja tu comentario