• La iniciativa de declarar el Pasaje Begoña como “lugar de memoria histórica” ha sido promovida por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía a propuesta de la Asociación Pasaje de Begoña.
  • Se tramitará como Proyecto No de Ley.

En 1962 en España mandaba un señor con bigote que se llevaba muy mal con las personas LGTB, conocidas popularmente en esa época como “maricones”. Para que te hagas una idea, en esa fecha se encontraba en vigor la Ley de vagos y maleantes que se modificó en 1954 para incluir a los homosexuales en dicha categoría porqueofenden la sana moral de nuestro país por el agravio que acusan al acervo de buenas costumbres, fielmente mantenido en la sociedad española” y se establecían medidas como el “internamiento” en centros de trabajo de los homosexuales con el fin de “proteger y reformar” al resto de la sociedad y al prop¡o homosexual.

Y ahora que estamos situados en la España de la época, viajamos hasta la Costa del Sol donde se hacía la vista gorda con estos temas porque… había turismo y como los turistas dejaban dinero pues… Si había señores que querían vestirse con bata de cola, que lo hicieran siempre y cuando no armaran mucho jaleo. Y así nació en Torremolinos el Tony’s Bar, históricamente considerado el primer bar del país.

Recreación del Tonys Bar realizada por el artista Yann Leto en 2016

Sin embargo, en junio de 1971, Víctor Arroyo, gobernador civil de Málaga, dijo que ya estaba hartito de tanto mariconeo y ordenó una redada que provocó el cierre del mítico local y de otros que surgieron a raíz de su éxito, entre ellos el Porquoi pas?, considerado también el primer bar de lesbianas de España.

Ahora, la Asociación Pasaje de Begoña está poniendo su empeño para que estos hechos no se olviden y propone recuperar el nombre original del pasaje, que ahora se denomina Pasaje Gil Vicente, y organizar un acto de reconocimiento a las víctimas de las redadas y el hermanamiento del lugar con el Stonewall Inn de Nueva York.

Fuente | Andalucía Información

Deja tu comentario