• Los guionistas del spin-off de Han Solo y el actor que da vida a Lando Calrissian tiran de “queerbaiting” para promocionar la película y aseguran que el personaje es pansexual.

  • El colectivo LGTB+ empieza a estar harto de esta estrategia que trata de vender una película como LGTBfriendly cuando la representación de la diversidad sexual es nula.


No sé si es por moda, porque en Disney se aburren o porque están lanzando globos sonda para ver la reacción antes de confirmar algún bombazo (tipo Elsa de Frozen es lesbiana -consejo: no esperes ese bombazo). Pero desde que Mickey Mouse compró Lucasfilms y Marvel no hay estreno de la casa que no venga precedido de su poquito de queer-baiting.

El “queerbaiting” es, como su nombre indica, la práctica de lanzar un cebo queer para contentar al colectivo LGTB+ y hacerle creer que el estreno de turno es súper friendly y diverso… pero en realidad no lo es. Pasó con La Bella y la Bestia. Pasó con Thor: Ragnarok. Pasó con Black Panther. Pasó con el Episodio VIII. Y ahora pasa con el spin-off de Han Solo.

En una entrevista con el Huffington Post los guionistas de la película, Lawrence y Jonathan Kasdan (padre e hijo, el primero guionista y colaborador de los primeros episodios de Star Wars) han confirmado que el personaje de Lando Calrissian (que en las películas originales interpretaba Billy Dee Williams y en este spin-off-precuela interpreta Daniel Glover) es pansexual. “Diría que sí“, respondía Jonathan a la pregunta directa sobre la sexualidad del personaje, “Hay una fluidez en la interpretación de la sexualidad de Lando que hacen Donald y Billy Dee. Quiero decir, me habría encantado tener un personaje LGTB más explícito en esta película. Creo que es el momento, ciertamente, para eso. Y me encanta la fluidez, esa especie de amplio espectro sexual, a la que Donald apela y de la que los droides forman parte.

Te in-Teresa
GRAN HERMANO 15: Resumen de la gala 13

Pero como ya estamos un poquito hartos de tanto “queerbaiting” y sabemos que en la película no se va a ver nada -ni explícito ni implícito- sobre ninguna sexualidad que no sea la heterosexual (porque lo sabemos y porque los que ya han visto la película han confirmado que, efectivamente, no lo hay) ha tenido que salir el propio Donald Glover a hablar sobre el tema. En declaraciones a SiriusXM ha confirmado que sí, Lando es pansexual porque “¿Cómo puedes no ser pansexual en el espacio? ¡Hay muchas cosas con las que tener sexo!” Y añadió: “No creo que eso sea raro. Sí, le entra a todo el mundo. A mí no me parecía raro, porque creo que si estás en el espacio es como… ¡la puerta está abierta! No es solo ‘chicos y chicas’. No. Es cualquier cosa. Esa cosa es literalmente una mancha. ¿Eres hombre o mujer? ¿A quién le importa? Pásatelo bien ahí fuera.

Y siguió hablando sobre que a Lando, básicamente, le va todo.

El problema es que la comunidad LGTB+ empieza a estar muy cansada de esta estrategia. En ninguna de las 19 películas de Marvel hay un solo personaje explícitamente LGTB y tampoco lo hay en las 10 películas de Star Wars estrenadas hasta la fecha. En Thor: Ragnarok había un personaje que se dio por hecho que era gay porque en los cómics es gay (pero en la película, obviamente, ni se menciona su sexualidad). En Star Wars: Los Últimos Jedi aparecía el personaje de la almirante Holdo, de la que en una novelización de la película se decía que era pansexual.

¿Y qué es una persona pansexual? Pues básicamente es una persona que se siente atraída por todos los géneros; a diferencia de las bisexuales que se sienten atraídas por más de un género pero no por todos. Por algún motivo parece que el término “pansexual” gusta más a la prensa generalista que el resto de términos LGTB. Así, por ejemplo, la cantante Janelle Monáe se definió hace unos días como “una mujer queer negra” pero los periódicos decidieron etiquetarla como “pansexual, algo que a ella no le sentó especialmente bien.

Te in-Teresa
STAR WARS: ROGUE ONE ya tiene teaser y... ¿personaje LGTB?

En cualquier caso, olvídate de ver un personaje LGTB+ en Star Wars. O en cualquier blockbuster en el que esté Disney de por medio. Por suerte no todas las películas taquilleras parecen tenerle tanto miedo a la diversidad sexual y el motivo lo ha dejado claro Ryan Reynolds al hablar sobre Deadpool 2. La secuela del héroe de rojo se acaba de estrenar y es la primera gran película de súper héroes (lo de Power Rangers no cuenta, porque era un momento ridículo y porque solo había un personaje) en la que hay varios personajes LGTB. ¿El motivo? Deadpool 2 ya tiene problemas con la censura en países asiáticos por su contenido ultraviolento, así que era más fácil mantener esos personajes: “No fue un problema para nosotros, porque ya estábamos prohibidos en China.

Y ahí está la clave: el mercado asiático. Hoy en día no hay gran estreno de Hollywood cuyo éxito no dependa en gran medida de su paso por el continente asiático; que ya sabemos no es especialmente abierto a la diversidad sexual ni a los personajes LGTB+. Así que aunque en Hollywood cada vez son más los que creen que va siendo hora de hacer películas más inclusivas (incluso las destinadas a reventar el mercado de cine familiar) parece que hasta que en Asia no se pongan al día vamos a tener que seguir tragándonos muchos cebos.

Lo importante, eso sí, es no creérselos. Si quieren un aplauso, que se lo ganen.

Fuente | Pink News

Deja tu comentario