• Con el estreno de Thor: Ragnarok a la vuelta de la esquina, la maquinaria de promo empieza a dejar caer guiños al colectivo LGTB+ que luego no se ven reflejados en pantalla.
  • Lo mismo ocurre con Star Wars, que aunque está claro que no mostrará nada muy alejado de la heteronormatividad, vuelve a tener a los publicistas ondeando la bandera arcoiris.

Empieza a ser una tradición bastante indignante: cada vez que se acerca el estreno de un blockbuster, Hollywood saca la bandera LGTB+ a pasear. Pero por mucho paseo que le den no hacen lo más importante: sacarla en la película de turno.

Con la nueva película de Marvel, Thor: Ragnarok, a punto de estrenarse no podía faltar el personaje LGTB+ de turno metido con calzador en la misma. Hace unas semanas se habló de que en la película aparece Korg, un monstruo de piedra que en los cómics es gay. El monstruo en cuestión, interpretado por el director Taika Waititi, es uno de los aliados de Thor; pero como puedes imaginar en ningún momento se hace referencia a su sexualidad.

 

El otro personaje LGTB+ que aparecerá en la cinta es Valquiria, interpretado por Tessa Thompson. Como pasa con Korg, la Valquiria de los cómics es bisexual y la actriz ha confirmado en Twitter que la ha interpretado así:

Es bi. Y sí, le importa muy poco lo que los hombres piensen de ella. ¡Qué gustazo interpretarla!

¡SÍ! Val es bi en los comics y fui fiel a eso en su interpretación. Pero su sexualidad no es tratada explícitamente en Thor: Ragnarok

Te in-Teresa
Daniela Vega será la primera persona trans en presentar un Oscar

Así que teniendo en cuenta que las sexualidades de Korg y Valquiria no son “tratadas explícitamente” en la película ¿de qué sirve saber que son un gay y una bisexual? De nada. Porque en Hollywood (como la GLAAD lleva denunciando varios años) los personajes LGTB+ sólo se ciñen a los tópicos y se utilizan como elemento o muy divertido o muy dramático, pero nunca con una representación realista y natural. Y menos aún en un blockbuster.

Ya pasó con La Bella y la Bestia y el “momento exclusivamente gay” de Le Fou que no fue tal, y también pasó con la Power Ranger que se intuía que era lesbiana pero no del todo (y aún así el director dijo que era un momento importantísimo en la historia del cine de súper héroes). Y, cómo no, también pasa con Star Wars.

Tras el estreno de El Despertar de la Fuerza el fandom en internet se volvió loco inventándose una relación homosexual entre los personajes de Finn (John Boyega) y Poe (Oscar Isaacs), y aunque JJ Abrams dijo que era el momento de que Star Wars se mostrara inclusiva respecto al colectivo LGTB+ y estaba convencido de que ocurriría, los propios actores no tardaron en asegurar que no habría rollo gay pero sin ser demasiado categóricos. Por un lado Isaacs dijo que sí había un romance muy sutil entre los personajes y que si miras muy de cerca puedes ver detalles porque “lo interpreté como un romance“. Boyega, por su parte, dijo que después de saber que Darth Vader era el padre de Luke “nunca sabes qué se van a sacar de la manga“.

La productora de la película, Kathleen Kennedy, se alineó con Abrams y dijo que habían hablado sobre el tema de la representación LGTB+ en el universo Star Wars, pero que no esperemos verlo en la nueva película.

Te in-Teresa
MARIAH CAREY ES LA NUEVA BRUJA DE OZ

Al año siguiente tocaba el estreno de Rogue One ¿y qué pasó? Efectivamente: rumores de un personaje LGTB+ que luego no apareció por ninguna parte. ¿Y qué toca este año que se estrena Los Últimos Jedi? Pues lo mismo: hablar del tema para que luego no haya nada.

En una novela del universo Star Wars se dejó caer la idea de que uno de los nuevos personajes, la almirante Amilyn Holdo (interpretada por Laura Dern) es o bien bisexual o bien pansexual. Pero no esperes que en la película se hable del tema. Y por si esto fuera poco ahora John Boyega, que dijo que Finn y Poe no eran gais, vuelve a resucitar el tema en una entrevista en la que ha dicho lo siguiente: “Creo que Oscar siempre me mira con amor en sus ojos, y supongo que los fans vieron eso. Y entonces se dieron cuenta de que necesita relajarse o salir del armario.

Boyega, además, ha dicho que existe la responsabilidad de mostrar la diversidad LGTB+, pero aclarando que no necesariamente en pantalla sino “contratando a aquellos que tienen esas experiencias para que compartan su luz creativa, eso es lo importante.

Y sí, contar con un equipo diverso al que se le permita plasmar esas experiencias es importante. Pero no más importante que mostrar esa realidad. A estas alturas de la vida que un personaje secundario sea gay o lesbiana o bisexual no aporta nada a la conversación, más bien al contrario. Para dejarlo claro (por si alguna vez alguien nos lee): TODOS SON HETEROS HASTA QUE SE DEMUESTRE LO CONTRARIO.

La parte buena es que al menos Disney se atreve a tantear el terrno. La parte mejor es que siempre nos quedará Star Trek: Discovery.

Fuente | eCarteleraPink NewsInstinct Magazine

Deja tu comentario