• Por segundo año consecutivo las pruebas de acceso a la universidad incluyen un “cuestionario de contexto” del alumnado que ignora a las familias homoparentales.
  • El Ministerio de Educación se defiende arguyendo falta de espacio para ser más inclusivos y explica a los alumnos que “Madre” se refiere al primer progenitor y “Padre” al segundo.

Una de las cosas que la LOMCE introdujo en la vida de los estudiantes españoles fue una serie de “cuestionarios de contexto” que los alumnos han de responder de manera anónima cuando terminan la prueba de acceso a la Universidad. La intención de esos cuestionarios es conocer la situación familiar de los alumnos preguntándoles por el nivel de estudios de sus progenitores, cuántos libros tienen en casa y cosas de esas.

Un cuestionario que sirve para formar una imagen de las familias españolas con hijos a punto de entrar en la universidad. Bueno, de las familias españolas heterosexuales de toda la vida, claro; porque el cuestionario solo pregunta por Madre y Padre y las familias formadas por dos madres o dos padres no existen.

Una familia homoparental española

Casi 13 años después de que el matrimonio igualitario y la adopción por parte de homosexuales se aprobara en España, el Ministerio de Educación ignora totalmente la diversidad de las familias y no concibe la idea de que pueda haber alumnos que no tengan un padre y una madre. No lo concebían ya el año pasado, que fue el primer curso en el que se introdujeron estos cuestionarios; pero ahora, en 2018, han explicado por qué… y se lo podrían haber ahorrado.

Los contenidos de las pruebas de acceso se acaban de publicar en el BOE y los activistas LGTB+ han protestado por el hecho de que no se contemple la posibilidad de que un alumno no tenga un padre y una madre y acusan al Ministerio de invisibilizar la diversidad: “Es una manera de invisibilizar a las familias homoparentales, que tienen dos madres o dos padres, no una madre que hace de padre y un padre que hace de madre“, explica Juan Andrés Teno de la Asociación de Familias LGTBI Galehi.

¿Y por qué aclara Juan Andrés Juan Andrés que en las familias homoparentales nadie “hace de” nada? Porque la explicación que ha dado el Ministerio a este absurdo es que “por cuestiones de espacio” solo pueden incluir las casillas “Madre” y “Padre”; y que en el caso de que un alumno tenga dos padres ha de rellenar la casilla “Madre” como si fuera el segundo padre; y si tiene dos madres, la segunda madre pasa a ser el “Padre”. Con dos cojones. Y es que, según el Ministerio de Educación, la casilla Madre se refiere “a madre, tutora legal o primer padre o tutor legal en el caso de familias homoparentales masculinas” y la casilla Padre se refiere “a padre, tutor legal o segunda madre o tutora legal en el caso de familias homoparentales femeninas.

Lo del problema de espacio es una excusa bastante absurda teniendo en cuenta que, echándole un vistazo al BOE, hay espacio de sobra. Se puede reducir el espacio del texto de la pregunta, se puede reducir el espacio que ocupa el contorno de la casilla a marcar. En realidad no se puede, se debe. Porque España es diversa y plural. Pero no. Si no cabe en el formulario no existe.

Además, como explica Violeta Assiego (jurista especializada en derechos LGTBI) el cuestionario es defectuoso porque si la idea es conocer la realidad y el contexto de los alumnos “no se trata de una foto fiable porque ignora a aquella parte del alumnado que tiene dos padres o dos madres. Si el Ministerio solo pregunta por Padre y Madre el resultado de esa encuesta será que todos los alumnos tienen un Padre y una Madre. Como dice Assiego, si el espacio es realmente un problema se pueden buscar soluciones como preguntar por “progenitor/a uno” y “progenitor/a dos”; y si se quiere realizar un estudio de género añadir una fila en la que el alumno pueda especificar el género de cada progenitor.

Fuente | El Diario.es

Deja tu comentario