• La diputada y presidenta del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba, Mariela Castro (hija de Raúl Castro) anuncia que quiere aprovechar la futura reforma de la Constitución para aprobar el matrimonio igualitario y proteger al colectivo LGTB+ frente a la discriminación.


Mariela Castro, hija del ex presidente cubano Raúl Castro, siempre ha sido una firme defensora de los derechos LGTB+ en Cuba; que no es un país que destaque especialmente por su respeto a la diversidad sexual. Tras la revolución que llevó a Fidel Castro al poder en 1959, 25.000 hombres homosexuales fueron considerados no aptos para el ejército y se les envió a campos de trabajos forzados. La ley que prohibía la sodomía fue anulada en 1979 y no fue hasta 2010 que Fidel Castro pidió “disculpas” a los hombres gais a los que envió a esos campos de trabajo.

Y lo pongo entre comillas porque lo único que hizo fue decir que fue una injusticia y que es que en su momento no le pudo prestar atención a ese asunto (aunque en sus discursos de la época hablaba de no consentir esas “degeneraciones“) pero que fue una injusticia: “Sí, fueron momentos de una gran injusticia, ¡una gran injusticia!, la haya hecho quien sea. Si la hicimos nosotros, nosotros… Estoy tratando de delimitar mi responsabilidad en todo eso porque, desde luego, personalmente, yo no tengo ese tipo de prejuicios“. Pero los tenía.

Y ya no hablamos de las cuarentenas forzadas hasta 1993 a personas VIH+…

Sí, Fidel. ¡SORPRESA!

Pero a lo que íbamos. Durante una conferencia de prensa el pasado viernes, Mariela Castro (diputada nacional y directora del Centro Nacional de Educación Sexual del país) anunció que quería aprovechar la reforma de la Constitución del país propuesta para julio para aprobar el matrimonio igualitario: “Cuando sea el cambio constitucional podemos presentar todas estas propuestas… La idea principal es no demorarlas en ley nueva e incorporarlas en las que ya existen para que sea más expedito“.

Te in-Teresa
Un instituto de Indianapolis corona a un chico trans como rey de su promoción

En el modelo político cubano no es habitual que los legisladores presenten iniciativas propias, pero Mariela Castro cuenta con el apoyo de los activistas LGTB+ de la isla para modificar la definición de matrimonio recogida en la Constitución (que lo define como la unión entre un hombre y una mujer) y para modificar también el Código de Familia y el Código Penal para, entre otras cosas, añadir sanciones para los delitos de violencia de género y de homofobia.

Según ha explicado Mariela, el trabajo para aprobar esa reforma de la Constitución ya lo empezó su padre antes de retirarse de la presidencia que ahora ocupa su antiguo vicepresidente Miguel Díaz-Canel, que es favorable a los derechos del colectivo: “Lo que ha hecho [Raúl Castro] como secretario del Partido y presidente del Consejo de Estado en aquel momento fue mover cuidadosamente estos procesos para lograr consensos“. En 2013 Mariela fue la única diputada (de 600) en votar en contra del nuevo Código de Trabajo porque las protecciones frente a la discriminación no incluían la identidad de género.

Habrá que estar atentos para ver qué decide la Asamblea Nacional del Poder Popular cuando se reúna dentro de un par de meses.

Fuente | On Cuba

Deja tu comentario