Está claro que a los actores porno les encanta meterse en líos. El último en sumarse a esta larga lista es Harec Wenworth, la estrella de Sean Cody, que ha sido condenado a seis años de cárcel y tres años de libertad vigilada por chantajear a Donald Burns, un señor multimillonario de 51 añitos.

chantaje

Obviamente, Wenworth y Burns tenían sexo y el primero llegó a sacarle un total de medio millón de dólares y un Audi R8, que como somos maricas no tenemos muy claro qué es eso, pero creemos que es un coche muy chulo. El caso es que Harec quiso abusar un poco y no se le ocurrió otra cosa que pedirle a su particular mecenas un millón de dólares y un condominio en Los Ángeles, y claro, esa fue la gota que colmó el vaso y el millonario gritó

stop-name-of-love
Stop in the name of love

Así que recogió todas sus pruebas y se fue al FBI a denunciar. Por cierto, Donald Burns apoya al partido republicano y ha reconocido que ha tenido relaciones sexuales con otros actores porno. Estos conservadores, como siempre, tan coherentes con sus ideas.

Fuente | GayStarNews

Deja tu comentario