Te contábamos en febrero que en Italia se había aprobado en el senado una ley de uniones civiles que en la teoría era muy bonita pero que en la práctica no gustaba a nadie. A los conservadores no les gustaba porque son así, conservadores; y a los activistas LGTB no les gustaba porque no es una ley igualitaria. Las diferencias entre el matrimonio heterosexual y el homosexual estaban plasmadas en el texto, aunque algunas eran simbólicas.

Faltaba un paso importante y era el paso de la ley por el Parlamento italiano, paso que se ha salvado hoy gracias a una moción de confianza presentada por Matteo Renzi que se ha aprobado con 369 votos a favor, 193 en contra y dos abstenciones la ley que sitúa a Italia más o menos a la altura de otros países en cuestión de derechos civiles.

Matteo-Renzi-che-rappa-come-Fabri-Fibra
Haters to the left!

Renzi celebra la victoria declarando que es “un día de fiesta. Porque las leyes son hechas para las personas, no para las ideologías. Para quien ama, no para quien proclama.” Por supuesto frente al jolgorio del gobierno de Renzi está la Iglesia y el centroderecha, que cargan contra ella y ya han anunciado que están dispuestos a celebrar un referéndum revocatorio para derogarla.

Es de admirar que Renzi, católico practicante, se la haya jugado de esta manera al ponerse en contra a un sector tan importante de la sociedad italiana (con la Ciudad del Vaticano en mitad de Roma y con lo moderna que es la Iglesia, era de esperar); pero no nos pasemos con la alegría porque el hecho de que se haya aprobado esta ley tal y como se ha aprobado sienta un peligroso precedente.

Te in-Teresa
El ministro marroquí de Derechos Humanos dice que los homosexuales son "basura"

Gif39

La ley que acaba de aprobarse en Italia plantea dos diferencias importantes con respecto a los matrimonios heterosexuales. Por un lado es sólo una ley de uniones, no de adopciones; si uno de los cónyuges ya tiene hijos antes de contraer matrimonio su esposo o esposa no podrá adoptarlos. Y por otro lado se ha eliminado el “compromiso de fidelidad” que firman las parejas heterosexuales. Aún así la derecha católica sigue considerando que esta ley no marca suficientes distancias con el matrimonio heterosexual, y ya están preparando la maquinaria para tumbarla porque consideran que vulnera la Constitución del país.

Así que por una parte nos alegramos de que no se le llame “matrimonio igualitario” porque no es un matrimonio igual al de los heterosexuales. Y en un país como Italia, que ya vivía estos temas con un retraso importante, es un gran paso y sin duda una noticia histórica. Pero tened cuidado a la hora de celebrar esta victoria porque nos puede salir el tiro por la culata. A nosotros, por suerte, nos afectará más bien poco porque nuestra ley lleva once años aprobada y aceptada por la inmensa mayoría de la sociedad; pero si aceptamos barco como animal acuático y la euforia del momento nos hace proclamar que con esto nos contentamos, más de uno en el futuro nos recordará que no necesitamos que nuestros matrimonio se llamen así, matrimonios, y habremos perdido la batalla.

tumblr_ngu424kgqi1r3i2kko2_r1_500-no-disney-is-not-ditching-george-lucas-s-ideas-for-star-wars-the-force-awakens-gif-230159

Por lo pronto, con las elecciones municipales italianas a la vuelta de la esquina, algunos candidatos conservadores como Alfio Marchini ya han declarado que no celebrará jamás una unión homosexual (un poco como los objetores de conciencia que le salieron al PP en su momento). La ministra Maria Elena Boschi zanja esta polémica con una sentencia muy clara: “Los alcaldes tienen que respetar las leyes.

Te in-Teresa
La policía denuncia a la seguridad de un centro comercial de Fuenlabrada por homofobia y xenofobia

Esperamos que la situación se mantenga y no tengamos que volver a pasar la vergüenza de que la Iglesia se meta en asuntos de Estado. Ojalá triunfe la cordura y el respeto a los derechos civiles y los italianos no tengan que pasar por algo parecido a la década de calvario que sufrieron cientos de parejas españolas gracias al recurso de inconstitucionalidad que presentó en su momento el PP de Mariano Rajoy en España.

Gif17

Fuente | El País

Deja tu comentario