• Aunque el gobierno de Singapur prohibió que los extranjeros acudieran al Pink Dot Pride, los organizadores consiguen más de 100 sponsors internacionales y una asistencia masiva a la celebración del Orgullo LGTB.

Desde hace ocho años Singapur celebra la manifestación Pink Dot Pride, que es como allí han decidido celebrar el día del Orgullo LGTB. Para hacerlo los residentes de Singapur (los singapurenses) se reúnen en el Speaker’s Corner de la ciudad para celebrar un concierto y un espectáculo de luces rosas que invaden el cielo de la ciudad. El Speaker’s Corner es un lugar dedicado a la “libertad de expresión” en la que cualquier persona puede organizar un evento para hablar de cosas y tal sin necesidad de tener autorización por parte del gobierno.

O lo que es lo mismo: el único sitio en el que los singapurenses pueden hablar libremente.

Pero este año el gobierno de Singapur había intentado boicotear el Pink Dot Pride de muchas formas muy imaginativas. La más importante, eso sí, fue la prohibición de que cualquier persona extranjera accediera al recinto porque, según el gobierno, el Speaker’s Corner es un lugar para que los singapurenses (ya que me lo he aprendido lo escribiré muchas veces) hablen de temas “políticos, sociales o morales” sin interferencia de agentes exteriores.

A pesar de esa prohibición, que llevó a la policía a pedir la documentación de todos los que se acercaron al lugar, el Pink Dot Pride fue un éxito y acudieron miles de personas a reclamar los derechos LGTB en un país en el que el sexo homosexual, por ejemplo, es ilegal (aunque esa ley no suele aplicarse nunca). A pesar del veto, más de 20.000 personas se reunieron en el lugar y vivieron un día festivo y reivindicativo bastante espectacular:

Pink Dot 2017: Against All Odds

20,000 Singaporeans and Permanent Residents make a stand as we take another step towards a kinder, more inclusive Singapore.

Posted by Pink Dot SG on Sunday, July 2, 2017

 

Te in-Teresa
¡Demanda Judicial! La Iglesia y la derecha contra Samantha Hudson por ¡blasfemia!

Pero sí que hubo cierta presencia extranjera, y es que como han explicado los organizadores después del Pink Dot Pride, varias empresas internacionales apoyaron la causa patrocinándoles. Facebook, Apple, Google, Visa… son sólo algunos de los más de 100 sponsors que ayudaron a la organización a recaudar 138.000 dólares americanos para el evento y para futuras campañas.

Ames a quien ames, este cartel es más diverso que todo el World Pride Madrid 2017

Fuente | Pink News

Deja tu comentario