Betsy DeVos, secretaria de Educación
  • El Departamento de Educación de EE.UU. avisa de que no investigará ni actuará ante las quejas de estudiantes trans porque en sus centros públicos no les permiten usar el baño de su género percibido.
  • La secretaria Betsy DeVos aplica así la directriz de Trump de dejar de considerar la identidad de género u orientación sexual como causas de “discriminación sexual”.

La batalla por los derechos del colectivo LGTB, especialmente el T, no tiene pinta de acabar pronto en Estados Unidos. Y menos aún con una Casa Blanca dominada por Trump con el apoyo de la derecha más reaccionaria y conservadora.

Una de las primeras medidas que tomó Trump cuando llegó al poder (medida de la que pocos medios generalistas te van a hablar) fue dar marcha a la nueva interpretación que la administración Obama dio al Título IX de la carta de Derechos Civiles del país. El Título IX prohíbe la discriminación en base al sexo, pero Obama decidió que era hora de incluir también la identidad de género o la orientación sexual dentro de esa “discriminación sexual”. ¿Y para qué? Pues muy fácil: para que los alumnos y alumnas trans de centros públicos pudieran mear en el baño acorde a su género.

Cuando Trump decidió volver a limitar esa protección únicamente a la discriminación por sexo lo que hizo fue, básicamente, dejar con el culo al aire a decenas de familias de menores trans que habían comenzado una batalla legal para asegurar los derechos de esos menores. No contentos con eso desde el Departamento de Educación de EE.UU. han aclarado que, a partir de ahora, no investigarán ni realizarán ningún tipo de acción cuando un estudiante transgénero se queje porque no le dejan acceder al baño de su género percibido. Sí, has leído bien: el Departamento de Educación ha decidido abandonar a los y las estudiantes trans.

Te in-Teresa
TVE prepara un programa sólo para familias heterosexuales
Betsy DeVos, secretaria de Educación, con un amigo.

Para justificar esta decisión tránsfoba sin parecer transfobos Elizabeth Hill, portavoz del Dpto. de Educación, ha hablado con Buzzfeed para explicar que “si los estudiantes, incluyendo a los estudiantes transgénero, son penalizados o acosado por no coincidir con los estereotipos basados en el sexo, eso es un acto de discriminación sexual prohibido por el Título IX. En el caso de los baños, sin embargo, hay regulaciones muy asentadas que indican que separar los servicios en base al sexo no es una forma de discriminación prohibida por el Título IX.

Hill ha añadido además que para la secretaria de educación, la conservadora Betsy DeVos, no es tarea del Departamento de Educación sino del Congreso o los tribunales decidir si el término “sexo” del Título IX incluye la identidad de género; y asegura -y por supuesto nos la creemos- que tanto DeVos como el departamento “creen con firmeza que todos los estudiantes han de ser protegidos del acoso y el bullying y tener la oportunidad de aprender en un entorno seguro y acogedor.

Salvo que seas trans, claro. Que entonces te jodes y bailas.

Las organizaciones LGTB+ y políticos demócratas veteranos ya han criticado duramente lo que consideran un paso atrás en materia de derechos civiles.

Fuente | Pink News

Deja tu comentario