• Alex y Tara, ambas personas transexuales, sufrieron una brutal paliza por parte de un vecino que les insulta y amenaza de forma habitual.

(Nota de prensa)

Según los hechos denunciados ante la policía, Alex ha relatado que el pasado día 28, mientras esperaba el ascensor, un vecino salió de su domicilio para golpearle con puñetazos y patadas.  Al escuchar los gritos, Tara, su pareja, salió a ayudarle  resultando también agredida. La paliza finalizó cuando otro vecino acudió en su auxilio consiguiendo que el agresor regresara a su casa.

En la denuncia, las víctimas han relatado como dicho individuo les insulta de forma frecuente desde que se mudaron a su edificio hace ya un año. Así, los insultos y amenazas como e “maricones hijos de puta os voy a echar de aquí”, “cerdos” y “os voy a matar” son habituales. Por si fuera poco,  les hace la vida imposible martilleando las paredes colindantes, llegando incluso a escupirles cuando se cruzan con él y les empuja incitado por su odio hacia ellos.

“TrIstemente, somos testigos, una vez más, de como la homofobia y la transfobia siguen muy presentes hoy en día, esta pareja sólo hacía su vida como cualquiera de nosotros y fue agredida sin ningún motivo más allá del odio injustificado que sienten ciertas personas  hacia el colectivo LGBT+” señala Natalia Ronco, del Observatorio Andaluz contra la LGBTIfobia.

Por su parte, Santiago Rubio, Presidente de COLEGA-Torremolinos, ha estado atendiendo a las víctimas y ha añadido que “se encuentran en un estado de estrés y shock muy alarmante, están viviendo un calvario, Alex ha vuelto a menstruar después de dos años de tratamiento hormonal tras esta brutal agresión. Es terrible que sigamos tendiendo que vivir sucesos tan repudiables como estos”.

Finalmente, Antonio Ferre, Presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones LGBTI, ANDALUCÍA DIVERSIDAD, señala que “esta pareja se ha atrevido a denunciar, a poner sobre la mesa el grave problema al que nos enfrentamos, pero aún hay mucha infradenuncia, muchas personas no se atreven a denunciar porque piensan que no sirve para nada, porque tienen miedo. Desde aquí animamos a que lo hagan, es la única manera de parar los pies a la homofobia y transfobia, no podemos dar el mensaje de que este tipo de acciones intolerables quedan impunes”.

Fuente | Andalucía Diversidad

Deja tu comentario