• El sacerdote se había hecho conocido las últimas semanas al hacerse viral un vídeo de una homilía con comentarios homófobos.
  • Conocido por su ideología franquista, ya había protagonizado otros actos polémicos.

El cardenal Juan José Omella ha apartado al cura Custodio Ballester de la parroquia Inmaculada Concepción de L’Hospitalet de Llobregat donde llevaba deiciséis años como sacerdote tras el escándalo provocado por una misa donde aseguró entre otras cosas que la homosexualidad es un pecado gravísimo” porque “va contra la naturaleza del ser humano”.

Al parecer el cardenal le ha “invitado” a irse a estudiar a Jerusalén durante un añito a ver si allí aprende algo; pero Custodio se ha olido la tostada, ha declinado la invitación y ha decidido que se va a coger unas vacaciones para “cuidar a su madre y terminar su tesis doctoral”. Eso sí, ha agradecido la oferta del cardenal que ha calificado de “generosa“.

Esta misa parece haber sido la gota que ha colmado el vaso ya que el sacerdote es conocido por sus loas al franquismo llegando incluso a celebrar una eucaristía en memoria de la División Azul llenando la iglesia de simbología franquista y fascista o apoyando las procesiones de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Cristo junto a nuestros amigos de HazteOír.

Llama la atención que sea la propia Iglesia quien aparte a este individuo de sus funciones mientras la Generalitat archiva el caso sin hacer absolutamente nada.

Fuente | El País

Deja tu comentario
Te in-Teresa
¿Deben las apps de ligoteo proteger más a sus usuarios?