Una guía sobre lenguaje inclusivo en el entorno laboral de la Asociación Británica de Médicos desata la ira de los conservadores. Nada nuevo bajo el sol.

[divider]Actualidad | Alerta Homo[/divider]

La British Medical Association (BMA) publicó hace unos días una guía que ha hecho llegar a todos los centros hospitalarios del país, titulada “Guía para la Comunicación Efectiva: Lenguaje Inclusivo en el Entorno Laboral“.

Lo que busca la guía es, básicamente, empezar a desterrar algunos términos que pueden resultar ofensivos (para otros trabajadores o para los pacientes) promoviendo un lenguaje inclusivo que no margine a las personas en cuanto alguien abra la boca. Así, por ejemplo, la guía recomienda decir “ascensor adaptado” en lugar de “ascensor para discapacitados“, o decir “ancianos” en lugar de “personas mayores“.

También afronta problemas como el machismo, aconsejando que no se utilicen términos como “mankind” o “manpower” (que en su traducción -humanidad y mano de obra- no son machistas pero en inglés pues llevan el “man” delante y pueden serlo un poquito). Del mismo modo recomienda cambios a la hora de hablar de los nombres y apellidos, para evitar discriminaciones religiosas (el “Christian name”) o problemas familiares (family name/last name).

Pero hay una parte de la guía que ha hecho que los conservadores se lleven las manos a la cabeza (cómo no) y no es sólo la parte en la que al señalar el sexo de un recién nacido recomienden añadir un “género asignado” delante de “masculino” o “femenino“; sino que están cabreadísimos por la parte en la que recomiendan hablar de “persona embarazada” en lugar de “futura madre. El motivo por el que recomiendan esto es muy sencillo y así lo explica la guía:

Una gran mayoría de personas que han estado embarazadas o han dado a luz se identifican como mujer. Podemos incluir a los hombres intersexo y a los hombres trans que pueden quedarse embarazados diciendo ‘persona embarazada’ en lugar de ‘futura madre’“.

La idea es evitar la desigualdad de géneros, que se deriva de las “ideas tradicionales sobre los roles de la mujer y del hombre.

Te in-Teresa
Besada contra un profesor homófobo en la Universidad de Santiago de Compostela

Como te decía, los conservadores están enfadadísimos. Philip Davies, un diputado tory, ha dicho que evitar decir “futura madre” es ridículo porque “Si no puedes llamar futura madre a una mujer embarazada ¿en qué se está convirtiendo el mundo?“. Lo que Davies ignora (de forma premeditada) es que como explica la propia BMA el panfleto es una guía para sus empleados y sus representantes, no de prácticas médicas. La intención es crear un ambiente laboral inclusivo y no decirle a los médicos lo que pueden o no decir.

Más claro: un médico sabrá perfectamente si la persona embarazada a la que está tratando es una mujer cisgénero o un hombre trans, así que a la mujer cisgénero puede llamarla “futura madre” todas las veces que quiera. Pero para evitar desigualdades, lo que sugiere la guía es que en caso de duda o desconocimiento utilices términos neutros para evitar molestar a nadie.

Tampoco es tan complicado ¿no? Pues a Sarah Vine, una columnista transfóbica del Daily Mail, parece que sí que le cuesta: “Primero vinieron a por nuestros lavabos, diciendo que era prejuicioso que pusiera ‘Hombre’ y ‘Mujer’. Luego vinieron a por nuestros hijos, predicando los derechos transgénero en los colegios y los patios de recreo. Ahora vienen a por nuestros úteros, a por el precioso privilegio de llamarnos madres. Y eso, me temo, cambia el juego. La locura ha de terminar.

Sólo las mujeres se pueden quedar embarazadas. Y eso es porque (me duele tener que resaltar lo evidente) sólo las mujeres tienen ovarios y úteros y, por lo tanto, sólo las mujeres tienen el equipamiento biológico para engendrar niños.

Te in-Teresa
El increíble apoyo de la comunidad LGTB a una tienda de camisetas homófoba

Un hombre no puede quedarse embarazado… Claro… explícale eso a Thomas Beatie. O a Hayden Cross, el chico trans que ha pospuesto su operación de reasignación para poder tener un hijo:

[divider]Fuente: Pink News[/divider]