“Esa imagen poco favorece a vuestro colectivo, fueron las palabras de una amiga respecto a cierta foto que me adjuntaba en su mensaje. La instantánea en cuestión mostraba a un hombre desnudo enculando al oso del Oso y el madroño (me refiero al monumento no a alguna pasiva del The Paso que anduviera de cruising por la zona) , y portando una bandera arcoiris en la mano.

El sentir festivo del Orgullo aflora ya en muchas partes del mundo, y Madrid, como otros lugares de España, no es una excepción a ese bullir jaranero que engulle, cual ojete tragón del Strong, muchos de los aspectos reivindicativos de algunos de los eventos convocados para estos días de celebración y reconocimiento de la lucha en pos de los derechos y libertades LGTB.

priscilla¡Piensa una reivindicación YA!

Como acontece cada año sin excepción, la llegada de luz y de color de los desfiles y concentraciones del día del Orgullo así como algún que otro acto lúdico relacionados con él (y lúdico, maricón, no significa siempre celebrar en el Hot un maratón de mamadas a ritmo del YMCA) suscitan división de opiniones y críticas envenenadas, incluso entre los mismos miembros del colectivo LGTB.

Con independencia de que no haya nada malo en disentir de ciertas características frívolas de estas celebraciones, sin perder ¡eso sí! la perspectiva que las sustentan, resulta muy revelador el ánimo de tolerancia condescendiente con el que cierto sector de la población las asume en su conjunto.

dorisday

Dejando a un lado aquellos individuos de mente reaccionaria anclados en el más arraigado odio hacia las personas pertenecientes a la gran familia LGTB, seres cuyas actitudes pueden llegar a ser no sólo dañinas sino mortales en muchos casos (recordemos que el Ministerio del Interior ha reconocido que en España se cometieron 513 crímenes de odio por LGTBfobia en 2014), existe otro sector poblacional portador de esa aceptación condescendiente hacia el “colectivo” siempre y cuando tal grupo de “diferentes” no se aparten de las lindes de lo que ellos consideran socialmente tolerable.

Te in-Teresa
¿Eres lo suficientemente guapo para usar esta app de ligoteo?

ted-movie-seth-macfarlane-quotes-9

Esas personas que “tienen muchos amigos gays “normales”” viven en la creencia de que quienes nos abanderamos bajo la alguna de las definiciones LGTB formamos una raza aparte que debe ajustarse a unas muy sutiles reglas de normativización heterosexual para así “integrarnos” en la “normalidad” que ellos habitan y se enorgullecen de que sus amigos bujarras no sean “locas de Chueca” o participantes del “desfase carnavalero” de los desfiles del Orgullo. “Es como tú o como yo.”, censurando en su círculo hetero a los maricas q no se ajustan “a la norma”

seanhayes

Bien, queridos y queridas que nos aceptáis si nos ajustamos a semejante código social políticamente correcto…resulta que …. Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales son seres humanos únicos y por tanto diferentes entre sí. Pasa como con la punta del rabo…no hay una igual a otra. Es decir…por ejemplo, un gay puede ser un encanto o un hijo de puta, un psicópata o un héroe, un soso o un cascabel…. Existen tantas combinaciones como personas hay en el mundo. La “raza LGTB” no se divide en “normales” y “desbocados”.

gag

La imagen viral de ese hombre (¿es gay porque esté enculando un monumento y lleve una bandera arco iris…? Igual era un hetero amistoso, fíjate…) empotrando al Oso del Madroño madrileño, no debe de suscitar más críticas (si uno ve mal su acción) que un madridista encaramado a la Cibeles dispuesto a amputarle una mano o a pintarrajearla pongamos por caso. Puede parecerte mal su acto, pero al igual que no se condena a todo el madridismo por lo que hagan algunos aficionados, no tiene por qué tacharse de algo negativo a una gran o menor parte de un colectivo porque alguien intente clavársela a un oso de piedra. Ni uno ni otro son representativos de nada ni de nadie. Sólo se representan a sí mismos.

Te in-Teresa
Un pastor norteamericano dice que Hillary Clinton volverá gays a los niños

beatricearthurLíbranos, santa Beatrice Arthur de la uniformidad bien pensante…

Deja tu comentario