Si hay un tema al que le estamos cogiendo cariño en esta web es a Caitlyn Jenner… y sus meteduras de pata. Porque sí, hace un tiempo el universo entero alababa a la buena mujer por su valor a la hora de afrontar su transexualidad y dar visibilidad a un tema tan delicado. Pero últimamente no pasa un día sin que diga o haga algo que cabrea a alguien.

¿Lo último? Hacer comentarios transfóbicos. Sí, como lo oyes.

I_am_cait_1a

Hace unos días Caitlyn ofrecía una entrevista a la revista TIME por haber sido candidata a su premio de Persona del Año (sí, el mismo al que durante un muy breve espacio de tiempo optó nuestra adorada Kim Davis) y soltó una perla que hizo que más de uno tuviera ganas de plantarse en mitad de Chueca a protestar contra el heteropatriarcado y sus secuaces:

Una cosa que siempre ha sido muy importante para mí, y puede parecer un ensimismamiento o lo que sea, es la presentación de quién eres. Creo que las cosas son más fáciles para las mujeres o los hombres trans que auténticamente parecen y actúan según el papel. Y a qué llamo yo mi presentación… Intento tomármelo en serio. Creo que le hace las cosas fáciles a la gente. Si sales ahí fuera y, siendo honesta, pareces un hombre con un vestido, eso hace que la gente se sienta incómoda.

kerry-washington-glaad

Es decir, que según Caitlyn Jenner una persona transexual ha de hacer todo lo posible por adaptarse a los roles de género cisnormativos (es decir, que los chicos parezcan chicos y las chicas parezcan chicas) para que el mundo esté cómodo. Como escribió de forma impecable Alex Rees en la revista Cosmopolitan: “estereotipos transfóbicos de una mujer a la que acaban de dar un premio como ‘Persona del Año’ gracias a su transición y a su posición como cabeza visible de la comunidad trans. ¡Genial!

62701_103353__320_180

Muchos (Caitlyn Jenner incluída) creen que lo que pasa es que aún se está adaptando y aprendiendo una nueva realidad. Al ver la que ha liado con sus palabras, Caitlyn ha publicado una carta en su página web en la que pide disculpas y reconoce que aún le queda mucho por descubrir y aprender para articular mejor su lenguaje y hablar con propiedad.

Supongo que es cierto que algunas cosas aún no las he entendido bien. A veces es porque aún estoy aprendiendo sobre estos temas. A veces es porque algo que es cierto para mí no lo es para otras personas en nuestra comunidad. Y a veces he dicho cosas que he expresado de la forma equivocada.”

Todos tenemos derecho a aprender y a equivocarnos Caitlyn, nadie se va a enfadar por eso. Pero seamos honestos: tú no eres transexual desde hace seis meses, tú sabes que eres transexual desde hace muchísimos años y has tenido tiempo suficiente para aprender sobre ello. Así que sí, vale que aún estés aprendiendo a vivir tu nueva realidad, pero no acabas de nacer y sabes que comentarios como ése es un comentario transfóbico. Y clasista. Porque, como le ha recordado más de uno por twitter, a ver si ahora para ser una trans de bien hay que estar forrada (como ella) y poder pagarse todas las operaciones necesarias (como ella).

Lo que intentaba decir era que nuestro mundo realmente sigue siendo un mundo binario, y las personas que parecen ‘visiblemente transgénero’ a veces han de pelear por la aceptación y pueden ser maltratadas por los demás. Y aunque eso sea cierto, es algo que necesita cambiar.

Algunas personas tienen un estilo no conforme a su género porque quieren parecer así, no se quieren adaptar a las expectativas de la sociedad. Esas personas tienen todo el derecho a parecer y presentarse como ellos elijan. Y luego están esas personas que no tienen los recursos para acceder a los procedimientos médicos que les ayudarían a ser como les gustaría ser. Procedimientos que, además, la mayoría de aseguradoras se niegan a cubrir. Todas esas personas son mis hermanos y mis hermanas y estoy luchando junto a ellos.

reaction-kanye-west-shaking-head-no-nope-1380707514d

Querida Cailtyn: te vamos a perdonar porque nos caes relativamente bien. Tampoco mucho, no te vayas a pensar. Pero tu problema, como te decía antes, no es que aún estés aprendiendo. Es que a pesar de saber que eres transgénero desde hace muchos años no has hecho el esfuerzo por abrir tu mente y entender realmente el proceso por el que estás pasando y la lucha de la comunidad a la que perteneces. No lo has tenido fácil, es verdad, pero durante tus años como hombre blanco privilegiado algo debiste hacer mal si no aprendiste cosas tan básicas como las que ahora se te están volviendo en contra.