• La Presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, pide “respeto y libertad” para que el bus tránsfobo de HazteOir pueda circular por España y “expresar su opinión”.

Sabíamos que hablar mucho del puto autobús de los cojones de Hazte Oír iba a traernos más de un disgusto. Porque basta que enseñes lo que es la transfobia para que te salga alguien a decirte que bueno, que es una opinión, que existe la libertad de expresión, que nos tenemos que respetar unos a otros.

Eso, normalmente, siempre te lo dice el primero que no te respeta.

Isabel Bonig, en una sesión de fotos para la revista Tiempo

Y aquí entra Isabel Bonig, presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, que ha pedido “libertad” para que el autobús del odio pueda circular por España, porque hay que respetar “todas las posiciones.

Bonig ha dejado claro que no tiene ni puñetera idea de lo que es el respeto y que a ellos los derechos humanos le parecen un poquito un incordio, porque ha tenido la valentía de comparar la transfobia con la condena a la transfobia al decir que “en este país estamos muy acostumbrados a atacarnos unos a otros.

Bonig quiere que el autobús con el mensaje que ataca a los menores trans de forma directa e indiscriminada “viaje libremente” por el país porque tienen derecho a expresar su punto de vista “con respeto, sin que se meta con nadie ni insulte a nadie“. Hola Isabel, tengo una noticia para ti: ese autobús es en si mismo una falta de respeto, se mete con los menores trans e insulta a las personas trans.

Te In-TERELU:  PSOE y Podemos se tiran de los pelos por la Ley LGTB de Andalucía

Pero ojo porque el cerebro de Bonig puede funcionar aún peor, y después de recordarnos a todos que la Constitución Española reconoce la libertad religiosa, de expresión y de pensamiento, ha dicho que “igual que hay asociaciones que salen en determinadas fechas a la calle reivindicando, algo que me parece muy bien, es necesario respetar que hay otras personas que tienen unas ideas o principios distintos.

Que ya hay que tenerlos cuadrados, Isabel, para venirnos a hablar de respeto a las ideas y principios de otras personas cuando esas ideas y esos principios son pura apología de la transfobia.

Evidentemente te puedes imaginar cuál sería el argumento a utilizar contra esta tontería, el mismo que la concejala de Protección Ciudadana de Valencia, Anaïs Menguzzato, le ha hecho llegar vía tweet:

¡No hay más preguntas, Señoría!

Bueno, sí que las hay. Porque Bonig ha aprovechado que el Pisuerga pasa por Valladolid para criticar que se utilicen “estas cosas” para tapar los verdaderos problemas, como por ejemplo que (según ella) “los centros especiales de empleo no hayan cobrado sus ayudas”. Lo dicho, Isabel Bonig es una mujer muy atrevida para quejarse de eso siendo del partido que es.

Hay que dejar libertad a la gente y respeto. En este caso, que decidan los tribunales, pero hay que respetar todas las opiniones“, porque para Bonig (cómo no) la transfobia es una opinión totalmente respetable. Cosa que no nos sorprende en absoluto.

Te In-TERELU:  Reino Unido dará a los matrimonios homosexuales un documento de parentesco internacional

Pobrecitos los de HazteOir, señora Bonig, que como usted dicen tienen “derecho” a “ser escuchados en libertad, sin atacar ni menoscabar ni ofender a nadie” aunque ellos sean los que atacan, menoscaban y ofenden a un grupo tan vulnerable como es el de los niños trans.

Menos mal que no todos en su partido opinan como usted y que la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha sido de las más contundentes a la hora de condenarlo; aunque sólo sea por atacar a HazteOir, de los que ya no es amiguita, y porque no le quedaba otra, porque con los panfletos LGTBfóbicos que reparte la asociación ultracatólica no parecía ni despeinarse. Incluso Maroto ha condenado la campaña, pero como nos tiene bloqueados en Twitter pues no ponemos lo que ha dicho. Que podríamos buscarlo fácilmente, que su perfil es público, pero nos da más pereza que escucharla a usted hablar de respeto.

Y paro ya de escribir, que luego pasa lo que pasa.

P.D.: Por favor, que venga alguno de los del #YoSoyGayYDelPP a acusarme de Podemita. Os espero.

Fuente: Levante

  • Raf Martini

    ¿Y para la drag-queen que ganó en Gran Canaria no pide libertad y respeto?