Las apps de ligoteo pueden darnos muchas alegrías y muchos dramas. Por desgracia suelen dar más de lo segundo que de lo primero. Pero lo cierto es que también pueden ser herramientas muy poderosas para ayudar a la comunidad, siempre que el que ponga en marcha la campaña de turno no sea un mono oligofrénico que prioriza el encabezado sensacionalista a la efectividad de lo que están vendiendo… ¿Eh, COGAM?

En la ciudad de Los Angeles un grupo de investigadores de la Universidad de California han llevado a cabo un estudio para comprobar hasta qué punto la gente está dispuesta a realizarse el autotest del VIH, y lo hicieron plantando anuncios en Grindr (banners y popups) dirigidos específicamente a la comunidad negra y a la comunidad hispana ofreciendo kits gratuitos para hacerse la prueba en casa. Los hombres gays en esas dos comunidades suelen enfrentarse a un estigma bastante considerable y además suelen tener menos acceso a los cuidados de salud, por eso con el estudio se ha demostrado que el kit doméstico para hacerte la prueba es una solución a ambas cosas: ofrece una alternativa fácil y barata para realizarte la prueba y es lo más anónimo que puedes hacer porque te lo haces tú mismo.

Oraquick
Chupa, chupa, que él te avisa

Los anuncios que aparecían en la app redirigían a los usuarios a la página web del estudio en la que se les ofrecía tres formas de conseguir el autotest del VIH: envío a casa, un vale para recogerlo en una farmacia o un código para conseguirlo en una máquina expendedora. Además se invitaba a los usuarios a realizar dos encuestas, una cuando pedían el kit y otra al hacerse la prueba. La web recibió unas 4.500 visitas únicas en las cuatro semanas que duró el estudio y se solicitaron 333 kits.

Te in-Teresa
Los mensajes de apoyo de un grupo de desconocidos a un chico con VIH

A la primera encuesta respondieron 125 personas, de los cuales un 74% reconoció haber practicado sexo sin condón al menos una vez en los últimos tres meses; un 29% se había hecho la prueba del VIH hacía más de un año y un 9% no se la había hecho nunca.

downton

A la segunda encuesta sólo respondieron 56 usuarios, dos de los cuales dieron positivo en VIH. De esas 56 personas, el 77% dijo que prefería hacerse la prueba en casa que hacerlo en un hospital. Actualmente en Estados Unidos hay aprobados dos tipos de autotests para hacerte la prueba en casa: uno instantáneo (el que se usó en el estudio) que se hace a través del fluido oral y otro que consiste en enviar una muestra de sangre a un laboratorio que responde en 7 días. La fiabilidad de ambos tests es considerablemente alta y además son totalmente anónimos.

amezing-travesti-gif

Lina Rosengren, la doctora que dirigió el estudio, ha explicado a la CNN que se sorprendieron del alto número de personas que se sumaron al estudio a través de las aplicaciones móviles: “La gente se siente cómoda recibiendo y enviando información bastante privada sobre su salud a través de la tecnología móvil“. La esperanza de Rosengren y su equipo es inspirar nuevos métodos de prevención del VIH para conseguir que más gente se haga la prueba y puedan empezar el tratamiento lo antes posible.

No sabemos hasta qué punto la propia app ayudó a los investigadores con el estudio, y menos aún teniendo en cuenta que según la última encuesta que publicaron en Grindr todo parecía indicar que entre sus planes está el crear un filtro para ocultar los perfiles de las personas con VIH. Pero puede que estemos todos un poquito paranoicos, así que por ahora vamos a agradecerles que ayuden a estas cosas (aunque probablemente no se hayan implicado en nada).

Te in-Teresa
Youtube corrige el "Modo restringido" y deja de bloquear el contenido LGTBI

Fuente | CNN