• Una encuesta realizada por FS Magazine y la Health Equality and Rights Organization descubre que al 58% de los hombres gais o bisexuales en pareja les han puesto los cuernos… y el 52% los ha puesto.
  • Shame on you.

Ay… cuernos.

Qué palabra más rara y cómo nos gusta hablar de ellos. Ojo, hablar DE. Porque vivirlos… ¡es la ley de la selva!

La tarzana

Y según una encuesta publicada por la revista FS Magazine en colaboración con la Health Equality and Rights Organization parece que más de uno y de dos y de tres y de siete millones cuatrocientos setenta y cinco mil conocen esa ley de la selva porque más de la mitad de hombres gais y bisexuales le han puesto los cuernos a su novio.

Realizada entre 961 hombres G y B, los resultados dejaron claro que el 58% de los entrevistados ha llevado cuernos alguna vez porque una pareja les ha sido infiel. Tranquila, no corras aún a ponerte las enaguas y empezar el drama decimonónico porque aquí no todas somos víctimas: somos princesas el 52% de los encuestados aseguraron haber puesto los cuernos alguna vez.

Y, como puedes imaginar, la cosa se pone aún peor. Porque en cuestiones de ser unos hijos de puta a los seres humanos no nos gana nadie. Dentro de ese 52% que alguna vez ha puesto los cuernos, un 45% asegura que su pareja aún no sabe que va rayando los techos por la vida y un 61% (coge aire, que te vas a indignar) han seguido con el affaire en múltiples ocasiones sin decírselo a su novio.

Sí, es indignante. Claro que aún es más indignante que un 17% de los encuestados asegure que, a raíz de esa infidelidad, contrajo VIH u otra ITS.

En caso de que tengas una pareja abierta y creas que la cosa no va contigo porque tú y tu novio os dais libertad y no os dejáis oprimir por las normas de la heteronormatividad y el patriarcado… eres una pringada. El 40% de los encuestados que forman una pareja abierta asegura que él o su pareja han roto las normas de la pareja en alguna ocasión.

Ian Howley, el director ejecutivo de la Health Equality Noséqué Nosécuantos explica que, el gran problema, es que “algunos hombres gais están cometiendo los mismos errores (que las parejas heteros) en cuestiones de comunicación, confianza y límites.” En opinión de Howley, algunas parejas gais tienen serios problemas a la hora de comunicarse, sobre todo en cuanto a temas sexuales: “Hay un enorme problema de hombres gais que no son capaces de hablar con otro sobre lo que les gusta sexualmente.” Que es lo mismo que te he dicho antes de citarte la frase.

Estarás pensando que Howley no diría eso si viera tus conversaciones en Grindr en las que antes de preguntar el nombre ya sabes todo lo que os va sexualmente a ti y a el/los interesado/s. Pero sabes perfectamente que lo que dice es verdad porque ¿cuántas parejas has tenido -o conoces, sabemos que morirás sola- que tienen problemas por no atreverse a hablar claramente de lo que desean sexualmente? (La mayoría de las veces porque “lo que desean sexualmente” es acostarse con otros, claro).

Como explica Howley, “por supuesto que el sexo es importante en cualquier relación pero no puedes y nunca podrás satisfacer las necesidades de otra persona el 100% del tiempo. Y somos bobos al poner esa presión sobre nosotros. Si eres afortunado y encuentras alguien que lo hace por ti, que está ahí para ti emocionalmente, físicamente y te trata con el respeto que mereces, entonces has de trabajar en la relación. Dejar morir una relación únicamente por el sexo es una tontería. Muy a menudo el otro trabajará contigo, podréis trabajar juntos para explorar opciones que mantengan vuestra relación muy fuerte.

Es decir: que si quieres a tu novio y lo que pasa es que sexualmente buscas otra cosa, siéntate con él y díselo antes de que le mandes a tomar por saco porque no te la pone tan dura como cuando le conociste. A lo mejor tú tampoco se la pones tan dura a él y en vez de meteros en una espiral de cuernos, traiciones y canciones de Fangoria es mejor ser adultos, olvidarse de lo que hacen las otras parejas y buscar lo que podéis hacer vosotros para manteneros a flote.

¿Que por norma general forma favorita de mantener vuestra pareja a flote es encontrar un buen falo externo al que agarraros? Pues chica, maravilloso. Si Rose pudo, tú también.

Fuente | Instinct Magazine

Deja tu comentario