• El segundo capítulo de INDETECTABLES, que habla sobre el chemsex y el sexo seguro, ha provocado cierta polémica por la forma en que retrata el tema.

Como ya sabéis, la primera temporada de INDETECTABLES (la serie sobre VIH y otras ITS) en la que hemos colaborado con Apoyo Positivo, se está estrenando estas semanas en Flooxer. Y este miércoles llegó el segundo capítulo de la serie, Renovarse o Morir, escrito y dirigido por Antonio Hernández Centeno.

En este capítulo una pareja decide organizar una chemsex en su casa de la Sierra. Pero tienen una norma: sólo sexo seguro. ¿El resultado? Bueno, puedes ver el corto en Flooxer y descubrirlo tú mismo:

 

Y ahora, los tambores (o, lo que es lo mismo, ¡el salseo!).

No, el corto no hace apología de las drogas.

Entender eso es haberse tomado la historia de forma radicalmente literal; comparable a los que se han quejado, por ejemplo, de que en cierto momento se ve un micrófono (lo cual es una decisión artística totalmente consciente porque el corto está rodado en formato de falso documental). Y mira, ahí está la clave: “falso“. Lo que habéis visto no es un documental, no son personajes reales, son personajes de ficción y cada uno tiene una idiosincrasia propia y unas reacciones personales con las que no tenéis por qué sentiros identificados.

Es cierto que los personajes hablan con una naturalidad pasmosa sobre los efectos de ciertas sustancias. Incluso hay uno que dice que “un polvo con G” es maravilloso. Pero también cantaba Sara Montiel que fumar es un placer, y todo sabemos que fumar es malo (y aún así, fumamos). Y todos sabemos que beber en exceso es malo, y aún así bebemos. Cada uno de nosotros nos movemos en ambientes distintos, conocemos a gente muy diversa y una conversación sobre los efectos de las drogas a uno puede resultarle un escándalo y al otro parecerle un tema de conversación de lo más normal. Lo importante no es validar un discurso sobre otro (algo que no hace el corto) sino reconocer que esa realidad existe. Acusar a este corto de hacer apología de las drogas es tan absurdo como cuando nos acusaron de lo mismo por escribir noticias sobre la ilegalización del popper en Inglaterra; o como cuando nos acusan de fomentar el sexo a pelo al escribir sobre los beneficios de la PrEP.

No perdáis de vista que hablamos de una obra de ficción, con personajes que en algunos casos expresan estereotipos y prejuicios. En algunas obras esos prejuicios son enfrentados por otros personajes con los que el espectador se identifica (por ejemplo, el personaje blanco que empatiza con el personaje negro en una historia sobre el racismo para que el espectador blanco se sienta “bien”) y en otras obras esos prejuicios (como la frase sobre el VIH que pronuncia el personaje de Raúl Tejón) se dejan sin respuesta para que sea el propio espectador el que se enfrente a ella. Cada guionista y cada director de INDETECTABLES ha tenido libertad a la hora de decidir cómo tratar el tema asignado a cada capítulo y en este caso Antonio Hernández Centeno ha querido ponerte a ti en primera persona frente a esa historia; en lugar de, como hicieron Guillem Clua y Sonia Sebastián en el primer capítulo, dejarte observar cómo diferentes personajes reaccionan ante diferentes situaciones.

El guión del Renovarse o Morir no juzga a los personajes por lo que dicen o lo que hacen, porque eres tú el que tiene que hacerlo. Porque la intención es, precisamente, que analices cómo reaccionas tú ante lo que dicen o lo que hacen. Puede que nunca vayas a participar en una chemsex. Puede que no te plantees abrir tu pareja. Puede que te topes con la serofobia en más de una ocasión o que incluso tú tengas alguna actitud serófoba. Pero el objetivo de este cortometraje en concreto no es decirte lo que está bien o lo que está mal, sino generar un debate que a su vez genere una necesidad de información (puedes usar como complemento la web de INDETECTABLES, esta web o una charla con tus propios amigos) para que conozcas esta realidad y para que, decidas lo que decidas hacer, sepas lo que estás haciendo.

Te in-Teresa
Así han reducido drásticamente las nuevas infecciones por VIH en Reino Unido

INDETECTABLES no es sólo una serie, es todo un proyecto de información sobre salud sexual en el que llevamos meses trabajando. En la web del proyecto, por ejemplo, hemos publicado una interesantísima entrevista a David Stuart (gestor de los servicios de apoyo a usuarios de chemsex en la ONG londinense 56 Dean Street)y hemos hablado largo y tendido sobre el sexo bareback. Y en Estoy Bailando, por ejemplo, publicamos hace un tiempo una “guía” sobre el chemsex en el que explicábamos los “pros y contras” de las sustancias. Nadie en aquel momento nos acusó de hacer apología de nada, de hecho se nos felicitó por tratar el tema sin paternalismos y por ofrecer esa información.

Chemsex for dummies: verdades, mentiras y riesgos

Las chemsex (y la gente como los chicos que has visto en el corto) existen. No visibilizarlas, no hablar de ellas, demonizarlas… no van a servir para nada porque la gente va a seguir haciéndolo. Desde hace un tiempo son muchas las ONG (e incluso instituciones) que están enfocándolas desde el único ángulo realmente útil cuando se tratan temas como éste: la información.

No hace falta que venga nadie a hacer apología de nada porque, sorpresa, la gente ya está follando sin condón y la gente ya está follando colocada. Por eso es básico e importantísimo transmitirte el mensaje (con el que no siempre tienes que sentirte identificado) de que si lo haces, lo hagas “bien”. Y ante esa frase, por ejemplo, puedes aplicar la literalidad de la palabra “bien” o puedes entender que con “bien” no te estoy diciendo que sea positivo sino que entiendas lo que haces, sepas lo que haces, cómo lo haces y seas consciente de a qué riesgos te estás exponiendo. Porque tener información es básico para tener una vida sexual sana y plena; y plantar prejuicios sobre las decisiones de los demás no nos ayuda a ninguno.

No podemos evitar que la gente se drogue para follar, porque lo van a hacer. Y no somos tan inocentes o mojigatos como para pensar que si desde esta web, desde los cortos o desde una campaña de Apoyo Positivo le decimos a la gente “No te drogues” van a dejar de hacerlo. ¿Sabes por qué? Porque eso ya se ha hecho y no funciona; y la realidad nos da la razón. No sería responsable por nuestra parte hablar de este tema desde la infantil perspectiva de señalar al que consume drogas y ridiculizarlo. Lo que sí podemos (y debemos) hacer es contribuir a que la gente que decida hacerlo sea consciente de los riesgos y de las consecuencias.

Todo el proyecto de INDETECTABLES parte de una base muy clara y es alejar los estigmas y el dramatismo con el que se suelen abordar estos temas en las obras de ficción. Sí, un mensaje más poderoso para denunciar el uso de drogas habría sido mostrar una escena en la que a alguien le da un chungo. Pero eso no sólo no habría tenido ningún efecto sobre las personas que deciden utilizar esas sustancias (¿cuántos años llevamos escuchando el “yo controlo”, aunque no controlen?) sino que habría sido incongruente con los propios personajes que, como es evidente, conocen bien las sustancias y los efectos de cada una. No te estamos diciendo que te drogues porque mira qué bien se lo pasan ellos, en todo caso esos personajes te están mostrando que si lo vas a hacer (cosa que, evidentemente, no recomendamos) al menos estés igual de informado que ellos.

Te in-Teresa
Adhara y Apoyo Positivo se suman a la Plataforma Gais Contra el VIH

Es curioso cómo en este capítulo ha llamado tanto la atención que los personajes (recordemos, de ficción) expliquen sus experiencias con diferentes sustancias pero sin embargo no os llame la atención la decisión que toman los anfitriones de detener la fiesta en cuanto comprueban que la gente no utiliza preservativos. En cuanto perciben el riesgo, ponen fin a la chemsex. Y cómo, justamente, los personajes que los utilizan son los que (metafóricamente) encuentran el “final feliz”.

La realidad es muy tozuda y ha demostrado en incontables ocasiones que la mejor forma de luchar contra el VIH, las ITS y los estigmas es presentar sobre la mesa todas las realidades posibles con toda la información posible. Es gracias a eso que sabemos, por ejemplo, que el mayor número de nuevas infecciones de VIH se da por personas que no conocen su estado serológico. Es gracias a eso que también sabemos que las chemsex pueden suponer un serio peligro para la salud sexual de los que participan en ellas, no sólo por los efectos de las sustancias (que, os comento, escandalizarse no va a hacer que la gente deje de consumirlas) sino porque los participantes suelen ignorar las protecciones y follar a pelo (y ahí está el mensaje final que muchos estáis ignorando: en una chemsex, usa el condón y mucho lubricante).

El hecho de que estéis enzarzados en redes sociales con debates sobre lo que se ve en el corto, sobre los personajes, sobre sus acciones, sus palabras… es justo el objetivo de INDETECTABLES. Queremos que debatáis, que habléis, que visibilicéis una realidad que está ahí, con la que os vais a topar, que os informéis y que entre todos rompamos estigmas. Cada capítulo de INDETECTABLES tiene detrás un extenso trabajo tanto técnico como artístico, y sobre todo ha contado con una supervisión de los contenidos para asegurarnos de que cumplen precisamente con ese cometido (esto os lo explico para que no penséis que los cortos se han rodado de un día para otro y sin ser conscientes de lo que hacíamos).

Así que os invitamos a ver el resto de la temporada (que muy apropiadamente se titula “Sexo, Drogas y Tú“) y veáis, comentéis y compartáis los capítulos. Estéis de acuerdo o no con lo que veis o con la información que extraéis de ellos. Y creedme si os digo que somos totalmente conscientes de que éste no será el único corto en el que vais a encontraros situaciones que os generarán sensaciones encontradas.

Deja tu comentario