• HazteOír presenta una avioneta con el mensaje “Ley Mordaza LGTBI: van a por tus hijos” para protestar contra la ley presentada por los colectivos y Unidos Podemos.
  • Ignacio Arsuaga dice que se ha pagado con donativos, recuerda que HazteOír no recibe ninguna subvención pero se olvida de los beneficios fiscales por ser considerados organización de utilidad pública gracias al PP.

A diferencia de nosotros, los de HazteOír no se cansan.

Después de su aventura con el putobus ahora han decidido volar más alto. Literalmente. Y van a difundir su mensaje de odio desde una avioneta.

Sí, has leído bien: una avioneta.

La imagen es real. Es el mismísimo Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOír, posando para la prensa dentro de la avioneta… Y claro, no hemos podido evitar hacer comparaciones:

Esta vez el mensaje que quieren hacer llegar es Ley mordaza LGTBI: van a por tus hijos en referencia a la propuesta de Ley Estatal LGTBI redactada por FELGTB que Unidos Podemos registró en el Congreso. Aunque como es sabido por todos, en realidad esa ley es una tapadera que nos permitirá dominar el mundo, secuestrar a los niños y lavarles el cerebro para convertirlos en uno de nosotros en mitad de una ceremonia secreta llena de sacrificios rituales, orgías de purpurina y unicornios alados. Y Arsuaga (cree que) nos ha pillado, porque dice que se trata de una “ley totalitaria” queestablece la imposición de la ideología de género y atenta contra el derecho de los niños a no ser manipulados.

Dijo el señor que lleva meses utilizando a los niños como excusa para difundir su discurso de mierda odio.

Por si eres imbécil boba y te crees lo que dice Arsuaga, te lo simplificamos: la ley LGTBI no es una ley totalitaria ni una ley mordaza. Es una ley que busca formas de luchar contra los discursos de odio que agreden al colectivo LGTBI. Y no te preocupes, nadie va a convertir en tus hijos en nada que no sean ya porque la orientación sexual o la identidad de género no se elige; pero sí se puede sufrir mucho por ella si no se educa a los chavales en la diversidad. Por ponerte un ejemplo que puedas entender: mostrarte todos los sabores disponibles en una tienda de helado no hará que te confundas si a ti lo único que te gusta es el chocolate. Y no el de fumar, que te veo venir.

Arsuaga ha asegurado que el coste de la avioneta, que oscila entre 15.000 y 22.000 euros según el recorrido, ha sido sufragado íntegramente por donativos sin contar con ningún tipo de subvención. Se olvida nuestro amigo Nacho de que la categoría de “utilidad pública” que le fue concedida por el Ministerio del Interior de Fernández Díaz (del Partido Popular, ese partido que no es nada LGTBfóbico) a su “asociación” implica una importante excención de impuestos y deducciones a esos donantes tan desinteresados.

Vamos, que ponen dinero para la avioneta y aún les sale a devolver.

A la avioneta le acompaña una web, que no vamos a enlazar, en la que “argumentan” su homofobia, transfobia y su estupidez así en general. Obviamente allí sólo encontramos sus argumentos de siempre: que se atenta contra la libertad de expresión, se adoctrina a los niños e incluso aseguran que los padres podrían perder la patria potestad de sus hijos.

No vamos a rebatir nada porque estamos cansados de tanta estupidez y ya tuvieron suficiente difusión cuando el ABC regaló aquel bonito libro con material transfóbico.

Eso sí, con tanto medio de locomoción y tanto disparate esperamos ansiosos el nuevo episodio de Los autos locos de HazteOír con Arsuaga como Pierre Nodoyuna.

¿Y Maroto qué opina?

Nada. Para variar.

Deja tu comentario