• Un grupo de humoristas australianos han imaginado cómo habría sido Grindr en los años 80… Y sí, es todo tal y como te imaginas.

Queridas amigas: vamos a hablar del Grindr.

Si lo tuyo no es el inglés ya puedes saltarte esta noticia porque el vídeo que te traemos hoy está totalmente en la lengua de Shakespeare. Podríamos hacer como esas páginas de Facebook que roban contenidos de Youtube, los subtitulan, les meten un logo suyo como si lo hubieran creado y lo publican para que la gente haga muchos shares y digan “¡qué rola más chida!”.

Pero no somos TAN cutres.

El grupo de humoristas australianos Sad Cake ha publicado un vídeo maravilloso en el que se imaginan qué pasaría si Grindr se hubiera inventado en los años 80. Sí, has oído bien: la app de geolocalización mariconcil más utilizada en el mundo en plena época de los cardados y los calentadores.

Evidentemente en los años 80 la tecnología móvil era como era y lo de internet estaba aún muy ahí ahí: ni plan ballena ni plan delfín. Así que este documental (falso, que aún hay alguna boba que se cree que realmente era así) sigue a Peter, un chico gay (como dicen en el vídeo: hay gente que practica el sexo gay… y les gusta) que ha instalado el Grindr en su ordenador y se pasea por la ciudad con una mesita en la que lleva la computadora y un generador diésel.

¿A quién conocerá Peter en su paseo mientras el radar militar que utiliza el software? ¿Había hombres discretos? ¿Activos? ¿Pasivos? ¿Gente que usaba fotos falsas?

Te in-Teresa
Campaña de publicidad contra Grindr y Tinder desata la guerra

Mejor lo ves tú mismo. Y, cuando acabes, reflexiona sobre hasta dónde hemos llegado en los últimos años… Y hasta dónde nos falta llegar todavía.

Deja tu comentario