culo de tio bueno

Seguro que te ha pasado. Estás en casa. Tienes un calentón tremendo y necesitas ser empotrado contra una pared. Enciendes el grindr/growlr/hornet/loquesea y entonces… ¿qué es lo que ves? PASIVOS EVERYWHERE. Montones y montones de pasivos. Algunos de ellos, que dicen que saber idiomas, ponen que son “passive”. Otros más instruidos ponen “bottom”. Y así empiezas a filtrar…. Porque tú lo que quieres es un macho empotrador.

Y  no tienes nada contra los pasivos. Es más, tienes muchos amigos pasivos que son unas personas estupendas. De hecho, todos tus amigos son pasivos. El caso es que sigues buscando, y una vez eliminados los perfiles que de pasivos y los de “versátil+pasivo” te encuentras con un “versátil+activo” pero, oh, está a cuatro kilómetros de distancia. Bueno, a fin de cuentas tampoco es tanto y te pones a hablar con él. Mientras, descubres un perfil con el nombre “TOP ONLY” y tú, ilusa, le abres un privado. Y resulta que es otro pasivo que sólo busca activos…  Y el “versátil + activo” te ha dicho que a él le apetece que le follen, ¿Te suena la situación verdad? A nosotros también. Así que nos hemos preguntado

¿DÓNDE ESTÁN LOS ACTIVOS?

Donde

Porque de un tiempo a esta parte parece que hay invasión de pasivos. Y eso que todavía hoy existe cierta homofobia interiorizada. Se sigue considerando al “activo” como “el masculino”, el bien visto, el que puede presumir de maricón porque su culo no se toca. Sin embargo, ser pasivo implica cierta vergüenza. Reconocer que te gusta que te la metan conlleva de alguna manera una sensación de “inferioridad” que muchas veces impide que uno sea capaz de reconocer “abiertamente” que le encanta que le peten bien el ojete. Además, va asociado a la idea de que ser pasivo es igual a ser amanerado o a tener pluma. Y al contrario: los activos creen que por el hecho de serlo, a ellos no se les notada. JAJAJAJA.

Te in-Teresa
JOTAPETADAS: HI-FASHION: No Soy Madonna...¡Pero molo mazo!

activoRecreación: un activo que piensa que no tiene pluma

Esta idea sigue muy arraigada y nos está costando desprendernos de ella. De hecho, hemos empezado con un chiste: el que dice que es versátil pero no lo reconoce y se escuda tras la etiqueta de “versátil”. Ay, si nos dieran un euro por cada uno de esos que nos hemos encontrado… Tendríamos la redacción como si fuéramos la CNN.

Pero de repente hemos sufrido un “bottom boom”. Ahora todo el mundo es pasivo y le encanta reconocer que se mete pollas, rabos, dildos y cualquier cosa de gran tamaño por el ojete. Y oye, nos parece muy bien que podamos hablar libremente de ello, pero… ¿qué ha pasado para que ahora nadie quiera ejercer de activo? ¿Es que se disfruta más haciendo de pasivo o simplemente es comodidad? Porque sí, existe el “pasivo vago” que es aquel que no quiere trabajar en la cama. Y mira, eso nos parece mucho morro porque ser pasivo no significa ser una estatua y creemos que también tiene que currárselo un poco ¿no?

De la misma manera existe el “pasivo agresivo” que es aquel que cuando le penetran se vuelve loca y comienza a arañar y morder. La única pega es que él piensa que está siendo un león cuando muchas veces no deja de ser un lindo gatito.  También tenemos a los que afirman que no hay nada como un orgasmo con un rabo bien grande dentro. Y  no lo discutimos. Pero ¿no se puede tener un orgasmo un igual mientras eres tú el que tiene el rabo dentro de otro?

Finalmente están los “pasivos por selección natural” o porque simplemente no tienen una erección porque la idea de ser activos no les apetece nada. Claro, sobre gustos o preferencias no hay nada que debatir. ¿O sí? ¿Ser pasivo/activo estará en los genes? ¿El pasivo nace o se hace? Grandes preguntas que esperamos que la ciencia responda pronto, mientras tanto, nosotros seguimos buscando a ese macho empotrador para ver si además de follarnos como es debido, nos pone un piso.

Te in-Teresa
Lana Wachowski: modelo de Marc Jacobs

Deja tu comentario