En 2013 a Sadiq Ali se le presentó la oportunidad de participar en un estudio clínico sobre la PrEP en Reino Unido y aunque le dio muchas vueltas decidió no participar por miedo a lo que la gente podía pensar de él si se tomaba la pastilla: “Me avergonzaba incluso que me lo ofrecieran, aunque en realidad casi no sabía lo que era. Pensaba que sólo los tíos muy promiscuos o que hacían prácticas de mucho riesgo lo tomaban. Pasé por todo un proceso de auto ‘slut-shaming’. Era muy inocente.

El “slut-shaming” al que hace referencia Sadiq es algo que se está convirtiendo en otra lacra (sí, una más) que el propio colectivo gay se echa encima que consiste en juzgar a los demás por el número de parejas sexuales que tiene. Vamos, el típico “eres muy puta” pero en plan chungo; en plan “deberías avergonzarte” de ser tan puta porque los demás no lo somos y somos mejores que tú. Nada nuevo bajo el sol.

CeYM92qWAAETws7

Sadiq estuvo varios meses pensando si tomar o no la PrEP y al final decidió participar en el estudio, y cuando le hicieron el primer test durante el mismo se llevó una sorpresa inesperada: era seropositivo. Y no es que la PrEP no hubiera funcionado, es que Sadiq se infectó días antes de comenzar a tomar la pastilla. “Pensaba que si tomaba la PrEP me convertiría en todas esas cosas que pensaba que yo no era. Cosas que no quería ser. Pero en lugar de eso resultó que por no tomarla contraje el VIH.

CeJN3-pWEAEwWmC

En marzo de este año Sadiq Ali se hizo con el título de Mr. Gay Gran Bretaña y aunque no se llevó el tículo de Mr. Gay Mundo en Malta (que ganó el español Roger Gosalbez) está aprovechando la oportunidad para promocionar la campaña #WhereIsPrEP, una idea surgida en Reino Unido después de que el Servicio Nacional de Salud echara para atrás la aprobación de la profilaxis pre-exposición hace unos meses.

Sadiq se ha convertido en uno de los mayores defensores de la PrEP en Reino Unido y en un vídeo en el que charla sobre el tema con el youtuber Greg Owen, explica que está más motivado que nunca porque “sé que estoy haciendo lo correcto. Quiero decirle a la gente que hay una forma de protegerse, y que no hay necesidad de juzgarte por ello. Tomar el control sobre tu estatus es una forma de empoderamiento.

Por si te has leído todo esto y sigues sin saber qué cojones es la PrEP, hace un tiempo te lo explicamos de forma bastante clara en un artículo que no nos cansamos de recomendar. Ahora mismo, aunque la Truvada está aprobada en España como tratamiento antirretroviral, se sigue presionando a las administraciones nacionales y locales para que aceleren el proceso de aprobación de la PrEP y busquen medios de financiación para que el tratamiento esté disponible para todas las personas que se encuentran en los grupos con más riesgo de contraer el VIH. Mientras tanto, otros países como Francia ya han puesto la maquinaria en marcha.

  • A.

    Por favor, si no sois médicos, no recomendéis medicarse tan abiertamente. Cualquier medicina tiene efectos secundarios. ¿Para qué medicalizar la salud?
    Promoved el uso del condón que es una solución barata, efectiva, sin efectos secundarios y que protege también ante otras ETS, en vez de una medicina (¡para personas sanas!) que cuesta varios cientos de euros al mes, que puede empeorar la salud de la gente, que no es 100% segura y que deja sin protección ante otras enfermedades contagiosas.

    • Hidroboy

      Por favor, si no sabes lo que es al PrEP no comentes sobre ella tan abiertamente. ¿Quién ha dicho que no se utilice el condón? No vas a encontrar ni un comentario en esta web diciendo que la PrEP es un sustituto del preservativo. Precisamente porque no protege contra otras ITS.

      ¿Que tiene efectos secundarios? Efectivamente, por eso siempre hemos dicho y seguiremos diciendo que para tomar la PrEP hay que hacerlo bajo control médico y con análisis regulares.

      Tu argumento es el típico (que no digo que lo seas, pero tampoco me sorprendería) de asociación contra el VIH que vive de las subvenciones para repartir condones y ve que se le acaba el chollo. Cuando en realidad no es así porque el condón hay que seguir usándolo. La PrEP ha demostrado ser una forma eficaz y segura de luchar contra el VIH en grupos de riesgo determinados. Evidentemente no es una aspirina, ni una gominola, ni está recomendada para todo el mundo. Pero en ciudades en las que ya se está administrando, como San Francisco, se ha conseguido reducir el número de contagios de forma considerable y hay muchos estudios que demuestran su eficacia. Como por ejemplo éste que habla de tres años de estudio y ninguna infección por VIH entre hombres que practican el sexo con hombres: http://sfist.com/2015/09/03/three-year_study_in_sf_shows_no_new.php

      Por desgracia para ti, la realidad sobre la PrEP y sus beneficios se empeña en llevarte la contraria. Hasta que tengamos la cura o la vacuna terapéutica, la Profilaxis Pre-Exposición es una de las mejores formas de luchar contra el VIH en comunidades con alto riesgo de infección. Decir lo contrario es una sandez.

      • A.

        – Como bien pone en el artículo, durante el ensayo clínico, el uso de la PrEP potenció dejar de usar preservativos en los pacientes de estudio. Es decir, durante el ensayo clínico (esos estudios que se hacen porque aún no existen datos) ya disminuyó en un 41% el uso del preservativo. Esto hizo que el 30% de los pacientes del estudio contrajeran una ITS a los seis meses y aumentase al 50% al año del estudio. Ya sólo por eso, me parecería bastante preocupante, y es que hay ITS que pueden ser incluso más problemáticas que el VIH. Pero es que artículos de la prensa sobre el tema tienen títulos tan elocuentes como:

        “Truvada, el fármaco que pretende jubilar al condón”
        http://www.20minutos.es/noticia/2422875/0/sexo/condon/medicamento/

        – Algunos estudios parecen desmentir que la PrEP pueda ser tan segura como parecía. Al menos un hombre que tomaba correctamente la medicación se ha infectado de una cepa de VIH multirresistente:

        http://link.springer.com/article/10.1007/s40121-015-0102-x

        Otros parecen indicar que uno de los componentes de la PrEP no tendría el efecto protector que se creía, cuestionando cautelosamente si esta medicación es una solución:

        http://link.springer.com/article/10.1007/s40121-015-0102-x#CR8

        – Los efectos secundarios que tiene la PrEP hacen que esta medicación no sea una opción a largo plazo para personas sanas:

        https://aidsinfo.nih.gov/drugs/406/emtricitabine—tenofovir-disoproxil-fumarate/0/professional

        – Según mi impresión, de este artículo y otros, se desprende un posicionamiento social muy delicado. Y es que parece que la población homosexual masculina es, por sí sola, una población de riesgo para el VIH. Y esto es una asociación que ha sido muy perversa para toda la población LGBT, y que por desgracia aún no ha sido erradicada. Y ahí están todos los países incluyendo Francia o EEUU donde la donación de sangre por homosexuales no está permitida. La población de riesgo la forman las personas que tienen prácticas de riesgo, no la comunidad gay sólo por su orientación sexual.

        En este sentido, de este y otros artículos, se desprende que la PrEP puede ser una solución para todos los gais, asociando de nuevo VIH/SIDA a la orientación sexual y no a las prácticas (sexuales en este caso) de riesgo. Ni todos los gais practican sexo anal sin protección, ni el sexo anal sin protección es algo sólo practicado por los gais.

        La propia PrEP sólo estaría recomendada en casos muy concretos, y ni mucho menos toda la población gay entraría, ni debería entrar dentro de los mismos. Tampoco creo que se debiera promocionar que entrara, no sólo por lo dicho anteriormente, sino por el riesgo de, indirectamente, promocionar la automedicación.

        – Tratándose de la industria farmacéutica y de una combinación de medicamentos que ya existían y que ahora van a poder venderse no sólo a una reducida población infectada por VIH, sino que la población diana aumenta a un 7 – 10% de la población, por lo menos tendría mis cautelas. No sería el primer caso en el que la economía y la salud están enfrentadas. Qué menos que hasta saber más, también desde los medios se aplique el Principio de Precaución y no directamente un posicionamiento a favor.