Aquí estoy de nuevo para deleitaros con mis consejos sobre qué ponerte y cómo hacerlo para no ser un cuadro de comedor.

Lo que te pongas es importante, porque como toda buena marica debes ir mono, conjuntado y estupendo. Si no puedes permitírtelo, roba, recoge céntimos del suelo, o chúpasela ponte de rodillas delante del dependiente del Zara para que te saque la ropa con descuento. HAZ LO QUE SEA NECESARIO. Pero hazlo.

La canción no era mala. Los ataques de epilepsia que provocó el vestido sí.

La canción no era mala. Los ataques de epilepsia que provocó el vestido sí.

Además de lo que te pongas, el CÓMO te lo pongas es aún más importante. La combinación puede decirse que es un arte, o un don.  Y si no lo tienes, pues te jodes y bailas. Porque amigas: parece sencillo pero quién no sabe, no sabe. Estad tranquilas, he venido a salvaros y a intentar guiaros un poco. Soy una mezcla entre Cristo, un Superhéroe y la Policía de la Moda. Todo en uno.

agatha2

Para empezar a combinar lo primero que necesitas tener es sentido común.
Los colores son como nosotros. Algunos son fáciles, versátiles (y algo putas); lo que quiere decir que encajan con casi cualquier otro chico color. Y otros van más de difíciles, de estrechos, o de especiales. Y como en la vida real, cuando te calzas a alguno estrecho, cuenta por 3.
Después del sentido común, y de la pasta, necesitas OJOS, o en su defecto memoria.

Así que querida, aquí te doy unas combinaciones que tienes que sacártelas de la cabeza de arriba, porque son MAL. Y si te las pones tú también serás MAL. Son tan mal, que pueden arderte los ojos.
Keep away from fire, por si acaso.

Métetelo en la cabeza (o dónde quieras)

Métetelo en la cabeza (o dónde quieras) 

ROJO – AMARILLO
Siento si hiero a Juan Carlos I de España y V de Alemania, o a su primo, o a quien coño se inventara nuestra querida bandera… Esta combinación no puedes ponértela NUNCA. Podemos permitir que la lleves así en plan excepcional, si animar a LA ROJA te pone muy burra, y sólo en partidos importantes…

Por Pepe Reina LO QUE SEA

Por Pepe Reina LO QUE SEA

FUCSIA Y ROJO
Puñetazo en el ojo. A ver si así, con esta rima, os lo metéis en la cabeza. Son dos colores demasiado parecidos pero demasiado diferentes. Vamos, que te estás jugando la vida si te la pones.

Fucsia y rojo: puñetazo (o salchicha) en el ojo

Fucsia y rojo: puñetazo (o salchicha) en el ojo

MARRÓN Y NEGRO
Es una combinación que, francamente, ¿a quién se le ha ocurrido? ¿A Arguiñano? ¿Eres una tarta tres chocolates? No, ¿verdad?
Pues como no quieres temer por tu vida y que Caritina o Lorena te coman en pleno ataque de ansiedad (#NOMEDIGASMALA), estáte quieta.

Marrón y negro: ME LO COMO

Marrón y negro: ME LO COMO

Para suavizar un poco, diré que sólo puedes ponértela si el marrón del que hablamos es claro. En ese caso, quedarás muy de moderna arriesgada.

#NOMEDIGASMALA

#NOMEDIGASMALA

AZUL MARINO Y NEGRO
Ésta ya deberíais saberla desde 1º de Primaria, pero la recordaré por si acaso. Estos colores son sustitutivos: elige uno, maricón.

TE IN-TERELU  LA BLOGUERA MÁS DÉBIL RECAP: Poniéndonos al día

PD: Ha llegado a mis oídos que hay gente que confunde el azul klein, con azul marino un poco más “claro”. ¿Qué burrada es esa? El azul marino es azul marino. El azul Klein con negro es una muy buena combinación.

¿Ves ahora la diferencia? De nada.

Maromo Marino y Klein ¿Ves ahora la diferencia? De nada.

AMARILLO Y VERDE
Aunque hay ocasiones (pocas) que esta combinación queda bien, sabéis que es bastante hortera y muy de choni poligonera, y no queremos ser eso, ¿no? Por tanto, y lo digo por tu bien, no juegues.

¿Te parece bonito? ¡PUES NO LO ES!

¿Te parece bonito? ¡PUES NO LO ES!

BLANCO Y BEIGE
Esta combinación puede que quede bien alguna vez, pero la incluyo aquí porque debería estar prohibida. Hace mayor, y eso es horror para nosotras que queremos estar siempre jóvenes y guapas.

"¡Te pareces a mí, chatiiiiiina!"

“¡Te pareces a mí, chatiiiiiina!”

ROSA Y VERDE
Muerde. Dependiendo del tono del rosa y del tono de verde, esta combinación estará bien. O no. Es como cuando nos damos mordisquitos suaves que molan, o nos volvemos locos y nos mordemos hasta hacernos sangre porque nos creemos Drácula. Cuidado con las dentaduras, por tu madre.
El verde es un color que necesita ser el más llamativo, como ese amigo que todos tenemos que quiere ser el centro de atención todo el rato, y que si alguien intenta hacerle sombra grita más. Y no siempre puedes ser el centro del mundo, PESADA!!! Pues con el fucsia, pasa igual.

Rosa Benito y Yerbabuena. El único rosa y verde que conjuntan (y tampoco mucho...)

Rosa Benito y Yerbabuena. El único rosa y verde que conjuntan (y tampoco mucho…)

NARANJA
Este color merece un apartado para él solito, porque tiene tela. Es ese amigo que te cae bien, pero no se lleva bien con el resto de tus amigos. No, REPITO, NO se puede mezclar con ningún otro color que llame la atención. Acudid a los neutros si queréis ir de naranja.

Lloverán hostias en cualquier momento

Lloverán hostias en cualquier momento

Después de leer todo esto, deberías haber llegado a una conclusión clara:
NO se pueden mezclar prendas de colores llamativos, estridentes o fluorescentes.

TE IN-TERELU  GASPAR GARRÉ: Mucho más que un corte de pelo

Elige uno, y sólo uno, y combínalo con colores neutros: blanco, negro, azul marino, gris o marrón. Y listo.

Si lo pensáis esto de combinar es como la vida misma. Dos raritos no encajan ni de coña, ¿no? Pues igual pasa con los colores.

Recuerda amiga, MENOS ES MÁS.

Britney's seal of approval

Britney’s seal of approval

 

Artículo escrito por UnTalJor