Hace unos meses te explicábamos que el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (el NHS) le había dicho que no a la PrEP en un movimiento que tomó a los activistas, a las ONG y a varios gobernantes por sorpresa. Sorpresa porque en un momento en el que hasta la Agencia Europea del Medicamento le ha dado el visto bueno al tratamiento como prevención del VIH, era absurdo que en Inglaterra se tirara por tierra la posible implantación de la PrEP.

El NHS explicó que la implantación de la PrEP no era su responsabilidad, sino que dependía de los propios Ayuntamientos; y que su intención era invertir dos millones de libras en crear un grupo de prueba para realizar un estudio totalmente innecesario sobre la eficacia del tratamiento. Totalmente innecesario sí, porque a estas alturas de la película hasta mi madre sabe que la PrEP funciona.

tumblr_mwcqgwevY71rf2m3xo1_500

Por lo visto en el NHS no estaban contentos con la mala imagen que las campañas y declaraciones de varias ONG, como la Terrence Higgins Trust, les estaban causando. Y menos contentos estaban con el fallo del Tribunal Supremo que le dio la razón a una ONG al aclarar que SÍ es responsabilidad del NHS asegurar la implantación del tratamiento.

Así que de una forma bastante lamentable decidieron tomarse la revancha enviando un comunicado de prensa tergiversando la realidad y las evidencias científicas para provocar en el público una percepción sesgada del tratamiento.  Muchos fueron los que se llevaron las manos a la cabeza cuando el Daily Mail publicó un titular en el que explicaba que mientras el gobierno obligaba a limitar las operaciones de cataratas, obligaba al NHS a dedicar 5.000 libras anuales (por paciente) a una “droga recreativa” (o de “estilo de vida“), junto a la frase: “Qué retorcido sentido de los valores“.

Daily-Mail2

Y no fueron los únicos. El diario The Times plantó también en primera página un titular que decía “El medicamento del VIH pone el cuidado de otros en peligro, avisa el NHS“. Y en un programa de televisión del Channel 5 montaron un debate titulado: “¿20 millones de libras gratis para los gays que no usan condón?“, preguntando a la gente en Facebook si el NHS debería “despilfarrar 20 millones de libras” en un medicamento con un coste de 5.000 libras por paciente que “podrían proteger su salud por unos peniques usando un condón“.

Te in-Teresa
Lo dice un estudio: cada vez se folla más a pelo

condoms1_640x345_acf_cropped

Por suerte para todos gran parte de la opinión pública se ha vuelto en contra de esos titulares. Muchos comentaban en el mismo Facebook del programa lo lamentable que era que en pleno 2016 se siguiera perpetuando la idea de que el VIH es algo que sólo afecta a los gays o que la responsabilidad sobre la salud sexual de cada uno no afecta a las personas heterosexuales.

Desde las ONG han avisado de que el problema lo ha provocado un cambio en el lenguaje del comunicado que el NHS envió a los medios. Hace unos meses el Servicio Nacional de Salud explicaba que “la PrEP es una forma de utilizar medicamentos antirretrovirales -normalmente utilizados para tratar a personas con VIH diagnosticado- para detener la transmisión viral. La evidencia de efectividad es mayor en los hombres que no usan condón durante el sexo con varias parejas masculinas.Pero en la nota de prensa enviada el 2 de agosto eso se había reducido a un “La PrEP es una forma de prevenir la transmisión del VIH, especialmente entre hombres que tienen sexo de riesgo sin condón con múltiples parejas sexuales masculinas.

Gif39

Como explica Ian Green, el director del Terrence Higgins Trust: “la eficacia de la PrEP no está relacionado con el género, al orientación sexual, el condón o el número de parejas sexuales. Señalar a los hombres gays que no usan condón es intencionadamente provocativo, homofóbico, ofensivo e incorrecto. Eso sumado a la afirmación de que ‘con esta sentencia el NHS no puede ahora asegurar los fondos para tratamientos y servicios en los niveles tres y cuatro’ es vergonzoso e irresponsable.

Y es que gran parte de la campaña del NHS contra la PrEP se basa en asegurar que el elevado coste de la implantación de la pastilla hará que otros servicios públicos de salud se vean afectados. Pero en realidad lo que ha hecho el NHS ha sido inflar las cifras, puesto que el tratamiento con la versión genérica de la Truvada no es de 5.000 libras anuales por paciente sino de 500; y son muchísimos los expertos que aseguran que a largo plazo supondría un ahorro mayor puesto que se prevendrá no sólo la transmisión del VIH (que ya implicaría el uso de por vida del antirretroviral) sino también los gastos de las posibles complicaciones que surjan.

Te in-Teresa
El agua moja y follar antes de trabajar te hace más productivo

rupaul-shady-bitch-gif

La carta que Ian Green de la Terrence Higgins Trust ha enviado a Simon Stevens, director del NHS, continúa diciendo que “el único objetivo” del comunicado es provocar el enfrentamiento y el resultado son los “titulares sensacionalistas, moralistas y homofóbicos” vistos en algunos sectores de la prensa inglesa en los últimos días. “La PrEP no es un problema moral. La PrEP es un tratamiento que puede evitar que una población afectada por una enorme desigualdad sanitaria contraiga una enfermedad que pondría en riesgo su vida por un tratamiento cuyo coste vital sería de 380.000 libras. Eso es todo y así debería tratarse.

Green no es el único que exije a Stevens que corrija esa nota de prensa y envíe otra con los datos correctos; desde el sindicato de periodistas han condenado los titulares publicados por medios como el Daily Mail por “resucitar las tropas anticuadas y homófobas”, aclarando que “el VIH no afecta únicamente a hombres gays y un medicamento no es una elección de ‘estilo de vida’“. Y añaden que “el NHS debería estar correctamente financiado por el gobierno para que pueda cuidarnos a todos.

Desde la oposición también han cargado contra el director del NHS. Diane Abbott, la secretaria de Salud del partido Laborista, ha hablado con PinkNews y afirma estar “horrorizada” por la cobertura homófoba que algunos medios han hecho sobre la PrEP porque “si fuera otra droga que salva vidas los medios estarían aplaudiendo a los activistas que lograron la victoria en los tribunales. Pero en su lugar están diciendo que los hombres gays están llevándose fondos del NHS que pertenecen a personas enfermas que los ‘merecen más’. Y se están haciendo muchas afirmaciones homófobas sobre la vida de los hombres gays. Todo esto demuestra la tremenda cantidad de homofobia que la sociedad oculta bajo la superficie.

Shame-on-you-GIFS