• Un grupo de científicos del MIT y del Brigham and Women’s Hospital de Boston han diseñado una cápsula que contiene las dosis semanales de tratamiento antirretroviral y podría sustituir a la pastilla diaria necesaria en pacientes con VIH/SIDA.
  • El diseño también podría aplicarse a la PrEP y a los tratamientos de muchas otras enfermedades.

Uno de los “problemas” de los tratamientos antirretrovirales actuales (y también de la PrEP) es conseguir una tasa de adherencia efectiva que haga que tomarse la pastilla sirva para algo. Parece una tontería, pero tomarse una pastilla al día puede ser una dificultad para muchas personas.

Por eso desde el MIT y el Brigham and Women’s Hospital de Boston han ideado un nuevo tratamiento que se toma de forma semanal y sustituye a las 7 píldoras necesarias para conseguir esa adherencia. “Una de las principales barreras para tratar y prevenir el VIH es la adeherencia“, explica Giovanni Traverso, investigador del Instituto Koch del MIT para la Investigación del Cáncer y gastroenterólogo del Brigham and Women’s Hospital; “la posibilidad de reducir la frecuencia de las dosis supondría una mejora en los niveles de adherencia y supondrían un impacto significativo para el paciente“, añade.

El nuevo tratamiento se basa en una cápsula en forma de estrella que incluye las dosis de una semana de antirretrovirales. Cuando se ingiere y llega al estómago la cápsula despliega sus brazos y se “engancha” a las paredes estomacales, suministrando lentamente las dosis necesarias de la medicación. Una vez termina su función, la cápsula se suelta y baja por el sistema digestivo hasta ser expulsada.

Básicamente, es como esas cajitas en las que guardas una píldora diaria pero en lugar de tener que ir a tomarla ya están en tu sistema y se liberan solas. “En cierta manera, es como meter una caja de pastillas en una cápsula. Ahora tienes un compartimento para cada día de la semana en una única cápsula“, explica Traverso.

Te in-Teresa
Declaran culpable al británico que intentó transmitir el VIH deliberadamente a 10 parejas sexuales

Estamos muy emocionados por cómo este nuevo sistema de suministro de un medicamento puede ser una ayuda potencial a pacientes con VIH/SIDA, y también para los pacientes de otras mucha enfermedades“, explica Robert Langer, uno de los científicos que ha trabajado en el diseño;

Como explican en la publicación, esta nueva cápsula no solo serviría para mejorar la adherencia en tratamientos antirretrovirales sino que también podría suponer una revolución en los tratamientos de prevención (PrEP) cuyo éxito depende en gran medida en conseguir una adherencia suficiente; y su aplicación podría ayudar también al tratamiento de otras enfermedades.

Por ahora este nuevo sistema sólo se ha probado en cerdos y los resultados han sido tremendamente positivos. Aunque la investigación está en una fase bastante preliminar el Dr. Daniel Kuritzkes, profesor de Medicina en la Escuela Médica de Harvard y jefe de enfermedades infecciosas del Brigham and Women’s Hospital, asegura que se trata de “un enfoque muy interesante que, ciertamente, es algo que vale la pena seguir investigando y probar en humanos para ver cómo de efectivo resulta.

Fuente | MIT News

Deja tu comentario