• El creador de American Horror Story, Glee y Pose firma un contrato de 300 millones de dólares para trabajar en exclusiva con Netflix durante 5 años.

Últimamente se hace bastante raro hablar de series de televisión de las que nos in-Terelu sin que esté detrás el nombre de Ryan Murphy.

Glee, American Horror Story, The New Normal, Feud, American Crime Story… y Pose, su nuevo proyecto sobre el mundo de las voguing balls del Nueva York de los 80 que está a punto de estrenar y que hizo historia antes incluso de empezar a rodarse por su elenco, formado por actrices trans.

Siguiendo los pasos de Shonda Rhimes, que abandonó Disney para irse a trabajar a Netflix, Murphy y la compañía han firmado un contrato valorado en 300 millones de dólares por el que el creador trabajará en exclusiva para Netflix durante 5 años. Por el momento Murphy ya tiene planeados dos proyectos para la red de streaming: Ratched (la historia de la joven enfermera Ratched de Alguien Voló Sobre el Nido del Cuco, protagonizada por Sarah Paulson) y The Politician (una comedia política protagonizada por Ben Platt y en la que se rumorea que estarán también Gwyneth Paltrow y Barbra Streisand).

No se me escapa que éste es un momento histórico“, ha comentado Murphy, “Soy un chaval gay de Indiana que se mudó a Hollywood en 1989 con 55 dólares en el bolsillo. Así que el hecho de que mis sueños se cristalicen y se vuelvan realidad de una forma tan espectacular es emocionante y me sobrepasa“.

Murphy también ha aprovechado para alabar a Reed Hastings (el boss que buscaba Paquita Salas), Ted Sarandos y Cindy Holland, de Netflix, “por creer en mí y en el futuro de mi compañía, que seguirá abogando por las mujeres, las minorías y los héroes y heroínas LGTBQ“. Ha aclarado, eso sí, que sus actuales proyectos para Fox no se verán afectados por este contrato.

Te in-Teresa
Ricky Martin ficha por Versace: American Crime Story (y no hará de Andrés Burguera)

Fuente | Espinof

Deja tu comentario