• La policía de Munhall (Pennsylvania) acusa a un pastor evangélico de exhibicionismo e “indecencia pública” al encontrarlo en un coche junto a un señor desnudo y atado.
  • El pastor asegura que la policía miente y que él solo estaba ofreciendo consejo a un joven descarriado.

El pastor evangélico George Nelson Gregory y yo tenemos en común algo más que el nombre: a los dos nos gusta jugar con otros hombres en un coche. Y, por sorprendente que parezca, a los dos nos ha visitado la policía mientras lo hacíamos.

Pero voy a contaros la historia de George, que es mucho más divertida interesante.

Hace unas noches un señor llamó a la policía avisando de que delante de la ventana de su hija había aparcado un coche del que acababa de bajarse un señor desnudo. (Pausa para que corras a mirar por la ventana a ver si tienes la misma suerte… y ya). Cuando la policía se presentó en el lugar de los hechos se encontraron que en el coche había dos hombres. En el asiento trasero del coche estaba el pastor evangélico de Munhall (Pennsylvania), George Nelson Gregory, y en el asiento delantero había otro señor no identificado que estaba desnudo y atado con cuerdas de nylon. Muy lo que le gusta a Armie Hammer, sí.

Algo así:

Pero en un coche. Sin los pantalones. En una calle. Rodeado de casas.

Cuando los agentes preguntaron qué hacían ahí, el Pastor Gregory respondió que solo estaban “jugando” y que él y el otro hombre se encontraban de vez en cuando para jugar el uno con el otro (uuuuuuuuuhhhh….). El hombre desnudo y atado confirmó que, efectivamente, todo era consentido. El problema es que aunque el Pastor Gregory aseguró que creía que estaba en un lugar privado cuando la policía le dijo que el coche estaba aparcado en plena calle y a la vista de medio barrio respondió con un triste: “Lo sé“.

Te in-Teresa
GUÍA: Cómo ligar en las rebajas

Ay, Gregorya; que por algo inventó Dios los sitios oscuros.

Sin embargo el Pastor Gregory no está muy contento con el hecho de que la policía le acuse de exhibicionismo y de lascivia en público y ha hablado con la prensa para explicar su versión de los hechos porque, según dice, la policía lo ha explicado todo mal y él no tiene nada que esconder porque no hizo nada malo.

La versión del Pastor Gregory es que él estaba ofreciendo consejo a un joven al que lleva años ayudando por sus problemas con las drogas y que el chico se le insinuó sexualmente: “Se volvió un poco raro, pero no fue por mi culpa ¿de acuerdo? Y dejé muy claro que no iba a participar de esa forma. Ahí fue cuando apareció la policía y asumieron cosas. Pero yo me mantengo en mi historia. No es cierto.

Según el Pastor Gregory la patrulla no apareció porque un señor se quejara de que por delante de la ventana de su hija se paseaba un hombre desnudo sino porque “pensaban que alguien se había desmayado o algo, por eso se hizo la llamada“.

Además el Pastor Gregory y la Piedra Filosofal asegura que su mujer conoce perfectamente al hombre desnudo (aunque lo conoce cuando va vestido, claro) porque ella también se ha ofrecido a ayudarle: “No negaré que él empezó a desnudarse y a hacerme proposiciones indecentes; pero sí negaré, sobre una pila de Biblias con Dios como mi testigo, que yo no hice nada.” Además asegura que como él no se quitó nada de ropa no hay motivo para acusarlo de hacer marranadas en público.

Te in-Teresa
¿Es la Estatua de la Libertad un travesti?

Querido Gregory:

Podemos creernos que estabas hablando con un hombre con problemas de drogas que se desnudó para ofrecerte sexo. Y aunque lo hubieras hecho, tampoco estarías haciendo nada malo porque jugar con otro hombre (en un coche, en una cama, en un AVE, en un ALSA camino a Villanueva del Pardillo) no es nada malo.

Pero maricón, put your shit together que te lías y nadie se cree que el señor se desnudó y se ató el solito para luego ofrecérsete como una empanadilla a punto de ser rellenada.

Also:

LA CARA DE TU MUJER

Fuente | CBS Pittsburgh

Deja tu comentario