• Una extraña mezcla de ciencia ficción, monstruo y temática LGTB que no funciona.

La nueva película de Amat Escalante, de nacionalidad mexicana pero nacido en Barcelona en 1979, La Región Salvaje, se vende como una flipada de ciencia ficción cuando sinceramente, nenas, encontramos más sci-fi en Con faldas y a lo loco que en este film feo e incomprensible.

Bueno, querida, nosotras no es que seamos precisamente guapas. ¡Y también somos unas incomprendidas!

La cosa va de una especie de monstruo-pulpo a lo alien que, sin saber por qué, te la mete hasta por el sobaco sin que te des cuenta con sus miles de tentáculos. Y además, folla con mujeres, hombres, infinitos animales y hasta con tu novio como te descuides. Y todo en la árida región de Guanajuato, México, que no sabemos qué se le ha perdido allí al pobre pulpo. Total, que el caramelo de “película de fantasía” es una excusa para mostrarnos, una vez más, la cotidianidad feísta y brutal de la realidad mexicana.

Mariconeo explícito hay en La Región Salvaje, claro, pero que ni pone ni mola porque todo está barnizado con esa pátina de lo grotesco y lo desagradable. Y de lo absurdo incluso. Jesús Meza y Edén Villavicencio; uno, el rudo y brutal, el otro, el sutil y soñador, protagonizan las escenas más tórridas de este filme.

La historia está contada de una manera tan fragmentada que una no coge el hilo de la trama ni por asomo y las escasísimas escenas de fantastique (es que antes se decía así), que suponen lo mejor de este filme, tampoco es que ayuden mucho a la comprensión. Nos parece que, si quitamos todo lo poquísimo que de ciencia ficción tiene, estaríamos ante un melodrama de medio pelo más, un culebrón sórdido sobre “lo brutos que son los mexicanos”.

Te in-Teresa
FIRE!! La Mostra Internacional de Cinema Gai i Lesbià confirma fechas

Entre tanta ciénaga hay algunos destellos de luz y un poco de clase, merced a las dos estupendas actrices principales, Ruth Ramos y Simone Bucio, que suponen un desahogo entre tanto desasosiego. Por último, hay alguna escena de “fantasía”, también, que parece un pegote, que no viene a cuento y que despista y enreda aún más. Al final una sale con cara de boba del cine, creyendo que le han tomado el pelo de la garganta de abajo una vez más.

Edén Villavicencio, Ruth Ramos, Amat Escalante, Simone Bucio y Jesús Meza. ¿Se vistieron para la ocasión?, no. ¡Llevan la misma ropa que en la peli!

La Región Salvaje ha tenido un buen recorrido por festivales. Se llevó el León de Plata al mejor director en el último Festival de Venecia (con división de opiniones) y también se ha  presentado en certámenes como el de Sitges o el de San Sebastián-Donostia o el de Morelia, México, donde Amat Escalante afirmó: “Hay un cansancio con la realidad. Me he topado con la no respuesta, con no saber las cosas claramente”.

A pesar de las críticas vertidas aquí (somos unas lenguaraces incorregibles) le deseamos el mejor de los éxitos al largometraje. No dudamos del trabajo que ha supuesto hacer este filme.

FICHA:
La región salvaje (México, 2016)
DIRECCIÓN: Amat Escalante
INTÉRPRETES: Simone Bucio, Ruth Ramos, Jesús Meza, Edén Villavicencio.

Deja tu comentario