• La Fiscalía de Menores no da el visto bueno a la realización de un documental sobre familias homoparentales narrado por los hijos de una pareja de lesbianas porque creen que es inapropiado que los niños hablen de “estos temas”.


¿Cuántas veces has visto en televisión, cine, prensa o en el ascensor de tu edificio a un niño o una niña hablando de su familia? Muchas ¿verdad? Pues debió ser un niño que forma parte de una familia heterosexual porque según la Fiscalía de Menores española los hijos de familias homoparentales no deberían hablar de esas cosas.

Lidia Titos y su mujer, Montse, llevan más de un año trabajando en el documental Madre no hay más que dos, que protagonizan sus hijos, Paula y Marc, explicando en primera persona su experiencia teniendo dos mamás. Para poder hacer un documental centrado en el testimonio de dos menores Lidia y Montse tuvieron que acudir a la Fiscalía de Menores para mostrar el proyecto y asegurarse de que cumplen todos los requisitos legales; pero desde la Fiscalía les han denegado el permiso para llevar a cabo el proyecto porque, como cuenta Lidia, “nos dijeron que los menores pueden salir perjudicados si hablan de estos temas. El trámite no era nuevo para Lidia, que reconoce no esperarse esa reacción por parte de la Fiscalía: “Es un trámite burocrático más que haces cuando preparas proyectos para televisión donde aparecen niños. Vas a Fiscalía, enseñas el guión, te dicen ‘no digas esta palabra, no queda bien en boca de niños’, pero ya está. Nunca me habían denegado nada.

Lidia ya publicó, en 2016, el libro Madre no hay más que dos en el que cuenta el día a día de su experiencia familiar y cómo la necesidad de formar una familia les ayudó a salir del armario ante la sociedad.

En una conversación con Playground Magazine, Lidia asegura que la idea del documental vino de los propios niños, de Marc y Paula, que querían que fuera una forma de responder a las preguntas que les hacen sus amigos. Marc y Paula ya habían protagonizado una pequeña entrevista que se publicó en Youtube y fue un fenómeno viral.

La productora del documental interpuso un recurso tras la negativa de la Fiscalía, pero el resultado volvió a ser el mismo: la Fiscalía de Menores no quiere que Marc y Paula hablen sobre sus dos madres. “Intentábamos explicar que simplemente los niños estaban hablando de su vida, pero para ellos era un tema demasiado delicado para estar en boca de niños“, explica Lidia.

Lidia no quiere hablar de homofobia institucional y cree que esto es más un problema de mentes cerradas (pero es que si aún hay mentes cerradas en las instituciones es, precisamente, por la institucionalización de la homofobia): “Pienso que actualmente estamos involucionando y que precisamente el mundo del arte se está viendo muy afectado en cuando a la libertad de expresión: no se puede cantar esto, no se puede decir esto, no se puede enseñar esto“.

“Hace tiempo que trabajamos en un proyecto Documental, niños que hablan sobre su familia, una familia homoparental….

Posted by Madre no hay más que dos on Monday, May 21, 2018

Por el momento Lidia y Montse han decidido no arriesgarse y frenar el proyecto. Puede que a Marc y Paula no les permitan hablar sobre su familia en ese formato, pero la pareja tiene ideas para sacarlo adelante: “El próximo paso es rodarlo fuera de España o producirlo para redes sociales. En vez de ser un proyecto para tele o cine, trasladarlo a internet. Hoy en día las redes sociales tienen más repercusión que la gran pantalla“.

España es el país más tolerante con la comunidad LGTB+ del mundo.

Cómo estarán el resto.

Fuente | Playground

Deja tu comentario