• Guðmundur Arnar Guðmundsson firma Heartstone, el multipremiado film islandés que retrata el despertar sexual de un grupo de amigos adolescentes en el duro entorno de un pueblo pesquero en los años 80.


El nuevo film del islandés Guðmundur Arnar Guðmundsson, Heartstone (Corazones de piedra), se desarrolla en un pequeño pueblo pesquero del norte de Islandia, en los años 80; y gira alrededor de cuatro adolescentes (dos chicos y dos chicas) que, hablando en plata, se aburren bastante en la cruda realidad de su localidad. Los dos chicos protagonistas, que llevan el peso de la historia, tontean entre ellos en un inocente juego de descubrimiento sexual.

Uno de los dos amigos pronto se da cuenta de que le atraen más las chicas, pero el otro…

Los dos protagonistas de la película realizan dos grandes interpretaciones.

Guðmundur Arnar Guðmundsson hace un retrato de la dura adolescencia de cualquier teenager de pueblo que, además, se siente atraído por la gente de su propio sexo. A lo largo de la cinta veremos retratada la hipocresía machista de la sociedad (recuerda, estamos en Islandia en los ochenta) reflejada en la reacción a las diferentes identidades sexuales. Mientras el chico en cuestión comienza a sufrir las burlas de los compañeros de instituto y de la gente de su entorno; en el pueblo ven como algo normal (o, como poco, menos “sospechoso”) que las dos chicas se besen o se toquen las tetas…

Aunque sí se las insultará y juzgará por vivir libremente su sexualidad y besarse con tal o cual chico. Un clásico.

 

Las chicas lo tienen más claro (pero no más fácil).

Y como ya hemos visto en películas de este tipo (no tanto como recurso dramático, más bien como un reflejo de la realidad), es en ese caldo de cultivo (la presión social contrapuesta al autodescubrimiento sexual) hirviendo en la olla exprés que supone el aburrimiento de la vida en el pueblo que se da paso a un tercer acto (que no vamos a desvelar) que hará que tanto los protagonistas como su entorno sufran una catarsis y se planteen hasta dónde pueden llegar el daño causado por los prejuicios, las censuras y las ideas caducas.

Te in-Teresa
Sock Job: ¿una peli de terror sobre la masturbación?
Cartel británico de la película.

En definitiva, Heartstone: Corazones de piedra es un film cuya belleza visual contrasta con el pesimismo y la crudeza de la vida de un pueblo pesquero venido a menos y unos entornos familiares desestructurados. Y si te gusta la música de grupos islandeses como Gus-Gus, Sigur Rós o The Sugar Cubes (el primer grupo de Björk)… pues nene, algo que llevas ganado.

Heartstone es la película LGTB+ de la temporada que no puedes dejar de ver. Así que ya estás tardando.

FICHA:

Hjartasteinn (Islandia, 2016).

Director: Guðmundur Arnar Guðmundsson

Intérpretes: Baldur Einarsson, Blær Hinriksson, Diljá Valsdótti, entre otras y otros.

Deja tu comentario