• Una investigación de The Washington Post demuestra que la nueva política de anuncios de Facebook está bloqueando de forma casi automática cualquier anuncio de temática LGTB+ al considerar que es un tema político.

  • El problema no afecta únicamente al colectivo LGTB+: cualquier tema que la compañía considere “político” es casi imposible de promocionar.


Cuando hace un par de años Facebook metió una bandera LGTB+ entre los iconos con los que puedes reaccionar a una noticia, media comunidad LGTB+ se volvió loca de la emoción y nos olvidamos de todas las cosas que Facebook hace para putearnos. Como, por ejemplo, permitir páginas que promueven las “terapias de conversión” mientras a nosotros nos bloquean un mes por usar la palabra “maricón”.

Pero no es ése el único caso claro de hipocresía galopante en la empresa de Mark Zuckerberg. Una investigación de The Washington Post ha desvelado que la nueva política de anuncios de la red social bloquea sistemáticamente anuncios de temática gay o LGTB+. Por ejemplo, Facebook bloqueó este anuncio del show de teatro musical CabarGAY:

O la felicitación de cumpleaños que la web Bisexual.org dedicó a la actriz Sara Ramírez:

O este anuncio de una ONG que ayuda a mejorar la vida de personas LGTB+:

Esos tres anuncios (y varias docenas más) fueron bloqueados automáticamente por Facebook y era imposible volverlos a publicar. ¿El motivo? El nuevo sistema de monitorización de anuncios de la compañía (que funciona con algoritmos bajo supervisión humana) los señala como anuncios de temas “políticos”; y según las nuevas normas de Facebook cualquier anuncio político ha de aclarar quién lo paga.

David Kilmnick, director ejecutivo de la ONG LGBT Network de Long Island, explica que desde finales de primavera y principios de verano (cuando Facebook cambió su política de anuncios) han visto cómo más de 15 anuncios lanzados por la organización han sido rechazados y bloqueados. Ya fueran anuncios sobre la manifestación del Orgullo LGTB+, un concierto en la playa, una graduación para jóvenes LGTB+ o un partido de baseball. Facebook considera que todos esos anuncios son política y, por lo tanto, no pueden publicarse sin aclarar quién los ha pagado.

Thomas Garguilo, un jubilado de Nueva York que tiene una página dedicada a la historia del Stonewall Inn declara que ha visto tantos anuncios bloqueados que ha dejado de usar los términos “LGTB+” y “gay” en los textos que publica. “Es absurdo. Es Orwelliano“, explica Garguilo que ha mostrado el e-mail que un empleado de Facebook le mandó cuando protestó por el bloqueo de un anuncio sobre una charla sobre temas LGTB en la radio: “Tras revisar las capturas de pantalla que ha enviado, se hace mención a LGTB lo que cae en la categoría de derechos civiles lo que se considera un tema político. Necesitas autorización para publicar esos anuncios con ese contenido.

Te in-Teresa
La primera película keniata en estrenarse en Cannes, prohibida en su país por lesbianismo

A Marsha Bonner, una activista y divulgadora LGTB+, le pasó lo mismo cuando publicó un anuncio de una charla patrocinada por la NAACP sobre la situación de las personas LGTB+ racializadas. “¿Por qué se considera a esta comunidad como una comunidad política? Los inmigrantes son política. Las personas LGTB+ ahora son política. Los afroamericanos, son política. Los asiáticoamericanos son política. ¿Dónde se para todo esto cuando lo único que intentamos hacer es vivir nuestras vidas?“, se pregunta Bonner en el artículo del Washington Post.

El absurdo es tal que el LGBT Center de Los Ángeles declara haber visto cómo les han bloqueado entre siete o diez anuncios desde mediados de junio, incluyendo uno sobre una velada de celebración de la vida y carrera de la cantante Selena: “No conseguimos una respuesta clara sobre por qué se bloquean esos anuncios, ni tampoco a alguien que nos ayude y nos explique cómo registrarnos como organización.

La nueva política de anuncios de Facebook (surgida de la polémica por la influencia rusa en las elecciones que resultaron en Trump como presidente) obliga a aquellos que quieran publicar anuncios sobre temas políticos a registrarse en Facebook confirmando su organización y su identidad (aportando un documento de identidad, una dirección física y los cuatro últimos números de la Seguridad Social). Pero muchos de los que ven cómo sus anuncios son bloqueados explican que ni siquiera sabían que esa opción existía, además de no entender por qué han de registrarse como organización política si no lo son o por qué han de ofrecer datos personales de sus empleados.

Y no solo los anuncios LGTB+ sufren esta especie de censura automatizada. Hace unos días Facebook eliminó la página Naked Boys Reading, lo que a ojos de su administrador es un claro caso de “queer erasure”. Y en España también hemos visto cómo páginas dirigidas al colectivo han desaparecido o han sido suspendidas sin motivo aparente.

Desde Facebook han contestado a la polémica asegurando que la mayoría de los anuncios que el Washington Post ha mostrado habían sido incorrectamente bloqueados; pero no han explicado ni cómo ni por qué se bloquearon de primeras. Lo único en lo que insisten es en que no se está bloqueando contenido LGTB+ de forma intencionada. “Los anuncios que fueron incorrectamente etiquetados han sido eliminados del archivo y nos disculpamos por el error“, dice el comunicado emitido por el portavoz de la compañía, Devon Kearns, “No consideramos todos los anuncios relacionados con temas LGTB+ como dentro de esta política, solo aquellos que apoyan varias políticas o posicionamientos políticos; lo cual hacen muchos de estos anuncios.” En ese comunicado, además, la empresa pide disculpas directamente a Garguilo sin explicar qué pasaba con sus anuncios: “Pedimos disculpas por la confusión causada a esta persona al decirle por error que sus anuncios eran políticos“.

Te in-Teresa
Los Sabios Responden (20 de febrero de 2013)

Kearns insiste además en señalar el “trabajo” que la compañía realiza con la comunidad LGTB+ (¡nos pusieron una banderita!) y recuerda que el 8% de los empleados de Facebook se identificaron como LGTBQ en una encuesta.

Pero el problema de los anuncios “políticos” en Facebook no se limita solo a la comunidad LGTB+ (que es de la que te más te hablo porque esto es una página principalmente LGTB+, motivo por el que tampoco solemos hablar de la deforestación en el Amazonas por muy preocupante que nos parezca), otros grupos minoritarios. Un anuncio sobre la celebración del día de la independencia de Nigeria en Houston, un “Martes de Tacos” en un restaurante mexicano en Florida, una feria callejera con comida mexicana y latina o una página que publicaba datos sobre el Holocausto extraídos de la biografía y obra de Anna Frank…

Todos esos y muchos más son anuncios bloqueados por Facebook por considerarlos “políticos”; mientras que anuncios claramente políticos publicados por senadores o lobbys han aparecido en los muros de medio mundo sin ningún tipo de problema.

A pesar de todas las excusas de Facebook cada vez es más grande el número de personas perteneciente a sectores minoritarios de la sociedad que empiezan (empezamos) a estar cansados de las políticas de la compañía. El problema, como señalan varios de los entrevistados por el Washington Post, es que actualmente no hay muchas más opciones para conseguir que tus publicaciones lleguen al mayor número posible de personas.

Habrá que esperar a que alguien invente una alternativa a Facebook con un poquito más de conciencia social y menos manga ancha con… con… con los hijos de puta. Hala.

Fuente | The Washington Post


*Mariconsejo: Sabemos que es un poco lío, pero si no quieres perderte ninguna de nuestras noticias además de seguirnos en redes (cosa que te agradecemos mucho) puedes apuntarte al RSS de la web. Es la mejor manera de ver todo lo que publicamos, a nosotros no nos obsesiona que nos cuente la visita o el click o las mierdas ésas… Y además no dependeremos de Zuckerberg. Lo cual es interesante para la sociedad en todos los aspectos.

Deja tu comentario