(Esta foto es de un calendario de soldados británicos, no te vengas arriba)
  • Siete marines británicos un poquito bebidos se montaron una especie de extraña orgía heterosexual que ha acabado con cuatro de ellos expulsados del ejército.

Ay, los soldados… Qué rudos y heterosexuales son siempre en las películas. Y qué de películas porno se han hecho con ellos como protagonistas. Aunque para película porno (o fetish, más bien) la que se montaron varios miembros de los Infantes Reales de la Marina de Reino Unido el pasado verano en Arbroath, Escocia.

Siete soldados británicos fueron detenidos el pasado junio por liarla parda en la zona de fumadores del club De Vitos. ¿Y por qué te lo contamos ahora? Porque acaba de terminar el juicio (sí, así de parda fue la que liaron) y la cosa no ha ido muy bien para cuatro de ellos. Luke Bowen (25 años), Jordan Coia (22 años), Ben James (22 años) y Craig Lynch (42 años) se declararon culpables por escándalo público mientras que el juzgado aceptó la no-culpabilidad de Jacob Holt (21 años), Ryan Fowler (23 años) y Michael Byrne (26 años).

Jordan Coia, a la salida del juzgado. (Foto: Paul Reid)

¿Y qué fue exactamente lo que hicieron? Pues los primeros informes hablaban de mear en público y hacer calvos. Que ya ves tú, qué escándalo público ni que escándalo público. Peeeeeero durante el juicio aparecieron pruebas que demostraron que los marines se lo pasaron… muy bien. Y cuando digo “muy bien” me refiero a que más de uno de vosotros va a ponerse tonto leyendo esto, que nos conocemos.

Ben James y Luke Bowen. (Foto: Paul Reid)

Todo empezó cuando el dueño de la discoteca Danny De Vitos, que está muy cerca de la base de la Marina Real en Angus, avisó a la policía de que en el exterior había un grupo de señores “con sus genitales expuestos.

Te in-Teresa
Un sacerdote acusado de robar más de un millón de dólares y gastárselo en un chapero llamado Cristo

Un guardia de seguridad salió para ver pitos llamarles la atención, pero ya se habían ido.

El De Vito’s

Así que fueron a mirar las cámaras de seguridad y os vamos a explicar qué fue lo que vieron tal y como consta en el informe policial. Atentos:

El vídeo muestra a uno de los co-acusados dándose la vuelta y empezando a orinar. Luke Bowen entonces se acerca a él, se agacha y acerca su cabeza a la entrepierna del otro hombre y parece que bebe su orina.

Luke Bowen entonces se desabrocha su cinturón para orinar y se bebe su propia orina.

Ben James entonces se agacha para beber la orina de Luke Bowen que entonces introduce su pene en la boca de James. Jordan Coia se agacha y hace lo mismo.

Craig Lynch entonces se agacha e introduce el pene de Bowen en su boca y Bowen entonces coge su cabeza y la empuja hacia adelante y hacia atrás imitando un acto sexual.

Bowen entonces se sube los pantalones justo cuando el guardia de seguridad aparece en pantalla.

Aunque los acusados que salían en el vídeo se declararon culpables de los cargos de escándalo público ninguno de ellos irá a prisión ni serán incluidos en ningún registro de delincuentes sexuales porque el juez admitió que lo que se vio en el vídeo era una conducta “sin ningún elemento sexual significativo“. Vamos, que según el juez no estaban haciéndose unos trabajitos dorados, simplemente estaban borrachos y haciendo el imbécil.

Como explicó el Sheriff Gregor Murray, “Parece que hay cierta expectativa de que los Marines participen en conductas como ésta. Fue algo pueril y repugnante como la narración claramente demuestra.” Queridos amigos heteros que tal vez estéis leyendo esto ¿vosotros cuando os emborracháis os vais a un callejón a mearos en la boca y chupar vuestros penes? Porque eso no lo hago ni yo, y creedme que HE HECHO MUCHAS COSAS ESTANDO BORRACHO.

Te in-Teresa
NSFW: Un boxeador hetero hizo porno gay y dice que le drogaron y no se acuerda de nada

Holt, Fowler y Byrne, que se declararon inocentes, han sido perdonados por la Marina Británica y continúan en sus puestos. Pero los otros cuatro (Lynch, James, Bowen y Coia) han sido condenados a unas 250 horas de trabajos comunitarios cada uno y han sido expulsados de los Marines. La abogada de Bowen ha explicado a la prensa que su cliente está destrozado porque “esperaba tener una carrera de por vida en la Marina pero se ha acabado. Se avergüenza del incidente y de que su familia y amigos hayan conocido todas las circunstancias.

Que hombre, que tu madre sepa que cuando te emborrachas te bebes el meo de otros señores… pues no es muy agradable. Y no, no lo digo por propia experiencia.

P.D.: Si alguien tiene el vídeo de la cámara de seguridad que nos lo mande para comprobar que lo que hemos publicado es totalmente cierto.

P.D.2: Y para nada más.

P.D.3: Nos parece muy apropiado que las fotos realizadas a los soldados saliendo del juicio fueran justo… BAJO LA LLUVIA.

Fuente | Metro

Deja tu comentario